El fútbol, un espejo de nosotros.


Hace algunos días me hacia la pregunta si era bueno detenerse a repensar el porque, no amamos ciertas situaciones ya vividas, que decidimos evitar en el futuro.

En el caso presente se tratataba de un partido de futbol visto por televisión, el cual me dejo en una situacion emocional por lo menos incomoda. Es dificil frente a un deporte como el fútbol ser neutral. Se toma partido siempre por uno u otro. Por equis razones y la peor es la patriotera. En mi caso no era aquella, sino una cierta simpatia por un pais (ni siquiera un equipo) que no era el mio.

Este equipo perdió y me invadió un sentimiento de decepción profunda, casi de tristeza. En ese caso lo que generalmente hacemos es hundirnos en la emoción, saborear la lagrima pensando que el mundo entero es una impostura, que las cosas son injustas, etc, etc. Este es el lado casi grotesco en el caso de un match de fútbol, frente a la falta de proporción entre la causa y el efecto.

Pero en esta oportunidad me alegre que un partido de fútbol (que veo una vez, cada cuatro años) me hubiera dado la oportunidad de encontrar la buena manera de encarar las emociones y canalizarlas mejor. Desde ese momento me propuse que la próxima vez que esto me sucediera, sabría aprovecharlo para mi. Es decir, vi que la decepción provenía de aferrarme yo, a la remota perspectiva de una victoria de mi simpático equipo y de convertir la ilusión en una promesa de satisfacción.

Psicología barata dirán ustedes, pero para mi esto significo aprender un poquito mas sobre mi mismo y a desconfiar de los espejos.

Anuncios

Cineastas suizos elaboran el noticiero de la televisión.


Interesante experiencia la de la Televisión Suiza esta semana. Este año ha sido un grupo de directores de cine suizos, quien ha elaborado el noticiero en su edición principal del miércoles 14 de Mayo pasado.

Jacob Berger, Francis Reusser, Denis Rabaglia, Lionel Baier, ademas de la presencia extraordinaria de Jean-Luc Godard el que presentó una versión de mas de 4 minutos de su idea del mundo de hoy, del cine y de la visión.

El cambio es brusco en intensidad y emoción. Lejos de la versión formateada de la televisión, el objetivo es hacer resaltar la humanidad, del ojo que expecta lo cotidiano de la violencia, de la catástrofe natural, del terrorismo de Estado en algunos países.

Realmente fue para todos nosotros un refrescante momento de verdad virtual.

Me parece que todas las televisiones serias o que pretendan serlo deberían reanudar con este tipo de practica. El año pasado ya habían sido los escritores suizos quienes realizaron su propio diario en las condiciones de producción habituales de la televisión ( premura de tiempo, reportajes en vivo, rodaje y montaje en el día mismo de la difusión).