Chile, un país para sentirse bien.


(CNN Español) – El desierto de Atacama con sus cielos despejados ideales para el turismo astronómico, la región de Aysén con sus nuevas rutas hacia los glaciares y los senderos de excursionismo en Torres del Paine son algunos de los atractivos que llevaron a Chile a ganar el primer lugar de los World Travel Awards 2016 en la categoría de turismo aventura.

Chile compitió con otros nominados como Australia, Canadá, Nueva Zelandia, Estados Unidos, Japón, Tailandia y Ecuador. 

Anuncios

Nikon D600 y Nikon 20mm 2.8D, vistiendo el otoño


Son estas mis primeras fotos publicadas con la nueva Nikon D600. Durante el paso del formato Dx con mi antiguo Nikon D300 al Full Formato con la nueva cámara D600 de Nikon se concretiza la primera etapa. Esto va a confirmar la idea que los cuerpos de las camaras pasan y los objetivos quedan.

En esta oportunidad quise probar un objetivo que se me presto, ya que aun no he adquirido ninguna lente adaptada al formato completo del segmento  gran angular. Se trata de un lente Nikon 20 mm 2.8 D AFS.

Mi conclusión es que la fineza de detalle que tiene el 16-85 mm 3.5/5.6 de Nikon no se encuentra en esta foto. La toma se ha hecho como todas las otras de este post, sobre un trípode y con disparador remoto, sin levantar el espejo a una velocidad de 30 segundos, un diafragma 11 y un enfoque manual a 50 cm. El ISO esta determinado a 100.

La iluminación viene en todos los casos de los hitos luminosos de un parque sin ninguna otra fuente luminosa. Ningún efecto HDR se ha aplicado a las fotos. El carácter acentuado de las nubes podría falsamente insinuar esta idea. Tratandose de algunas pruebas hay claro esta, algunos errores de nivelado del horizonte en la foto de mas arriba.

Todas las pruebas han sido reveladas con Lightroom 4.2 reforzando por aqui o por alla los niveles ,el contraste y nada mas. Todas han sido tomadas en formato RAW.

En esta ultima foto mis temores de que fotografiando una luz de frente se obtendría un desagradable efecto de flare no se confirman. El contraste general es satisfactorio. En la ultima también se ve una mejoría en la nitidez del primer plano probablemente acentuada por los reflejos de la humedad de las hojas y el suelo. Mi conclusión confirma la sospecha que se puede encontrar un lente en la gama de gran angulares mas recientes, donde la exigencia de microcontraste de los captores modernos se vea reflejada de mejor manera en el resultado final, que con la óptica usada en este ejemplo.

Una ultima foto tomada de con luz natural. Espero vuestros comentarios.

Tres días en el Delta del Ebro


Salida del sol en el Delta del Ebro

Regresé al Delta del Ebro después de casi 30 años para constatar que no mucho a cambiado. Aberraciones urbanísticas como el pueblo de La Ampolla si, pero el Delta ha mantenido su aspecto natural y salvaje. La vida rural continua con su ritmo de cosechas en los arrozales y pesca. La vida animal continua siendo el aspecto mas sobresaliente de toda visita al delta. 270.000 aves según el ultimo censo del año 2012. El Delta atrae a quienes buscan descanso y comunión con un estado natural que se encuentra cada vez mas perturbado y/o amenazado por nuestra locura como humanos.

El delta es también el paraíso de tantos aficionados como yo, a fotografiar aves. Dentro del Delta no hay muchísimos sitios para alojar y tanto mejor. Para descansar y recorrer los arrozales inundados el otoño me parece una buena temporada. Me ha dado la impresión que la localidad de Poblet Nou del Delta es un excelente sitio para instalarse por unos días. Hay tres o cuatro lugares para alojarse con distintos grados de comodidad.

He decidido reunir las fotos que tome alli en un slideshow que muestro aqui:

Delta Ebro, Spain. Slideshow from Hugo Orell on Vimeo.

Poblet Nou esta prácticamente en la orilla (muy cercano) de la laguna de la Encanyissada, la laguna mas grande del Delta. Poco profunda (promedio de 80 cms) es un lugar mágico para observar distintas especies de aves. Se necesita eso si, un buen par de prismáticos ya que las aves tienden a estacionar alejandose de la orilla. La laguna tiene una superficie de 5.5 km cuadrados.

Pasar varios días recorriendo aquellos caminos agrícolas que cruzan el delta de lado a lado, bordeando los arrozales inundados es lo ideal y lo mejor es tener  un coche. Las aves son poco temerosas de un coche en marcha, no así de la figura humana. Así se puede practicar la observación sin molestarlas mucho.

Uno de los recorridos interesantes es llegar a la playa de la Marquesa y caminar por la orilla del mar hasta el Faro del Fangar. Ya no se puede acceder en vehículo como en los años 80 y esta muy bien que sea así. La caminata toma una hora al ir y otra hora al volver. Se camina rodeado de mar y laguna por una estrecha franja de unos 50 metros de pequeñas dunas. En el Delta se recomienda llevar un picnic al salir del hotel. Hay muy pocos lugares donde comprar algo. Tanto mejor también que esto suceda.

En un viaje de tres días completos, mis lugares preferidos fueron la laguna de la Tancada y el camino al Fangar.

Entre el mar, el puerto de los Alfacs y el Encanyissada, encontramos esta laguna de la Tancada en la parte baja del Delta rodeada por campos de arrozales. Declarada reserva natural de fauna salvaje, es un punto apropiado para dedicarlo a la observación de los patos de cuello-verde, los flamencos, las gaviotas y los charrán ártico.

Para terminar quiero destacar la belleza y la comodidad del lugar donde me aloje. La calidad del servicio y la sencillez y amabilidad del propietario te hacen sentir muy bien. Se trata del hotel Marjal . Este hotel dispone de una maravillosa vista panorámica de  la laguna de la Encanyissada desde su biblioteca destinada a la observación de aves. Guías en diferentes idiomas sobre  los distintos lugares te ayudan a visitar  la zona.

Vista desde el hotel Marjal sobre la laguna.

Hotel Marjal patio interior.

Vista Encanyissada, desde terraza del hotel Marjal

Después de haber visitado la Reserva Natural de Brenne en Francia, el Parque Nacional de Doñana en Andalucia y ahora el Delta del Ebro aun me quedan lugares maravillosos que recorrer como el Delta del Danubio en Rumania, la Camargue en Francia. Visitar los mas importantes humedales de Europa es un privilegio que se saborea a lo largo de varios años.

Casa de campo.


Venasque

Hace dos días que estamos de regreso del sur. Del sur de Francia adonde fuimos a pasar unos días de descanso.
Que cambio de itinerario mas vertiginoso después de haber jurado visitar y fotografiar algunas playas míticas en Normandía. Las playas del desembarco de ejercito yanki en Oklahoma Beach y Dunquerque  entre otras.
Vertiginoso climáticamente ya que en pleno mes de Julio había lluvia y frío al norte de río Loire y 32 grados en el Valle del Rodano.

Gordes

Nos quedamos con el calor, y el ruido del canto de los grillos, con las ferias de pueblos para nada incógnitos como Carpentras, Venasque,  Fontaine de Vaucluse o Gordes.

Fue mas sabio ir allí que a Saint Malo, o al Monte Saint Michel o a Dieppe o Dauville.

Al volver a casa el tema de conversacion en todas partes es el clima. Lo fresco de cada dia, las actividades que no se pueden hacer como bañarse en el lago o bronzear en las piscinas municipales. Sin embargo la naturaleza es esplendida en Ginebra y la region que la rodea. Verde por todas partes.

Salchichonesen mercado de Carpentras

No era el tiempo que iba a provocar nuestra preocupación en el sur de Francia. Era mas bien, cual vino rosado compraría para el aperitivo para acompañar unos salchichones picantes, un buen queso de Banon. El téma era cual era el dia de feria en Carpentras, Cavaillon o Isle sur Sorgue. Otro tema era. si había que visitar Avignon durante el festival de Teatro o visitar Arles, sus campos de girasoles en flor durante las 60 exposiciones de fotografías, o mejor ir buscar la perla rara, o la botella de tinto en Châtauneuf-du-Pape.

Mercado de Carpentras

Enfrascado en la pantalla del Kindle leyendo una poco conocida novela de Saúl Below llamada La Verdadera, se me pasaron dos días. Pero también luchando con las moscas que estos últimos años habían decidido de pasar el mes de Julio en el Vaucluse como nosotros. Mientras mas moscas cazaba, mas volvían a aparecer.

Por la mañana temprano cantaban los mirlos, aunque probablemente siguieran cantando todo el día sin que pudieran escucharse debido que tocaba el turno a los grillos desde las 09h30 de la mañana. No se oía otra cosa mas que los grillos.

A las 10 de la mañana aparecían las primeras mariposas como también las abejas que se instalaban en las flores de lavanda del jardín. Una avispa grandota de unos 3 centímetros salía de su madriguera debajo de unas piedras a eso de las 11 y me hacia cambiar de lugar respetuosamente  sin que  pudiera seguir fijando las páginas virtuales de mi Kindle.

Casa de campo en Pernes Les Fontaines

Una vez encontrándome frente a frente a otra avispa mas pequeña en la cocina decidí atacarla. Era su vida o la mía. Sin ambigüedad alguna. O fallaba a la primera y me picaba o le pedía que no se moviera mas desde el momento en que la aplasté con el paño mojado de la cocina. Me escucho al parecer y allí se quedo medio destartalada y yo sobreviví.

Abadía de Senanque.

A las tres de la tarde cuando el sol hacia vibrar el aire y cuando la mente parecía flotar la visión como si te encontraras bajo el agua, daba señales una que otra lagartija que se movían al ritmo de un “stop and go”, confundiendose con el tono de las piedras.

Así el dia mantenia su ritmo. A las 21 horas los grillos  dormían y el gato de la casa comenzaba su ronda de reconocimiento en el jardin. Durante el dia no se le veía la cara. Era la hora del silencio con fondo de estrellas en el cielo.

Que tan tímido puede ser un jabalí.


Esta mañana de mediados de Junio sali de mi casa de madrugada. A las 5.30 iba llegando cerca de la orilla del Rodano, en territorio frances. Un bosque de los tantos que hay frente a la reserva de L’Etournel en la frontera Suiza.

Ya habia estado recorriendolo estos lugares una que otra vez, asi que comence a adentrarme por un sendero. Esperaba encontrar a esta hora temprana algun venado para poder fotografiar. Después de media hora de caminata, el sendero que tome se terminaba a orillas de un riachuelo seco y tuve que dar media vuelta sin mucha esperanza de ver algún ciervo. Eran ya las 6.30, y la luz penetraba ya en los pocos claros del bosque, cuando al acercarme sigilosamente a uno de esos claros, escuche detrás mío un ruido. Era como piedras que rodaban. Pensé que un venado estaría bajando la ladera por mi espalda sin haberme visto. Lentamente torcí el cuello hacia donde venia el ruido y vi una masa negra bajar muy rápidamente la ladera del bosque y desaparecer entre los arboles. Me di cuenta que era un jabalí. Una bestia negra de unos 150 kilos.

Un ciervo hembra.

En ocasiones anteriores pude escuchar el gruñido de jabalíes desde una cierta distancia y quiero confesar que les tengo mucho respeto. Numerosas son las fotografías de aficionados que los logran fotografiar a la luz del día. No faltan tampoco los relatos que dicen que hay que evitar encontrarse entre una hembra y sus crías. Y otras cosas, como que son tímidos. He visto incluso familias con niños pequeños filmarlos de cerca, insistentemente.

Esta vez no vi mas que un animal. Ni rastro de crías. Ademas me parece que tampoco es el periodo de celos.  No obstante una sensación de miedo se apodero de mi. No tanto de haber visto un animal que por su fuerza, por su peso, por sus colmillos, por su coraza es capaz de atacar  hasta un vehículo en marcha, sino que porque mi miedo de los jabalíes es como todos nuestros miedos ancestrales, sin explicación aparente.

Cisne.

Me puse a caminar lentamente para tratar de alcanzar el claro. El jabalí quedo detrás mío, así que sin mirar atrás camine sin prisa pero con miedo. Había sentido mi olor desde arriba de la ladera y se había lanzado ladera abajo y ahora sentía el olor de mi miedo, me decía yo. Casi al llegar al claro del bosque, a un costado del sendero la bestia gruñía caminando paralelo a mi. Yo no la veía detrás de la vegetación espesa pero lo escuchaba mientras me seguía durante unos pocos metros. Estaría a unos cinco metros detrás de la vegetación. Mi miedo aumento pensé que podía aparecer frente a mi después de haberme rodeado. Pero no, no volví a escuchar sus gruñidos.

Garza Real

Recordaba en ese momento ese miedo que sentía en mi niñez cuando los perros ladran, se acercan a ti y te encaran ladrando. Solo que un perro es una animal que ha perdido sus instintos salvajes.Me dije que con a un jabalí no puedes ahuyentarlo con una piedra. Que cuando un jabalí carga, te puedes dar por muerto. Una muerte horrible. Despedazado por colmillos de 10 centímetros.

Me fui calmando poco a poco y me aleje de ese bosque. No tuve la serenidad ni de fotografiarlo ni nada, no había que ser temerario. El miedo es un estimulo para la prudencia dicen.He estado leyendo sobre la peligrosidad del jabalí en Internet y la verdad es que no he encontrado mucho que justifique mi miedo. Es verdad que si hubiera tanto peligro se sabría. Se dice que el jabali es timido y huye del hombre. Este no fue muy timido. Vino a mi encuentro probablemente por curiosidad.

Volveré a adentrarme profundamente en los bosques de esta región. Se que hay muchos jabalíes en ellos ya que esta mañana ya había visto sus huellas en el barro, Pero la aprensión no se ira, y cuando escuche nuevamente sus gruñidos a lo lejos, esta volverá. Ya habrá sentido mi olor.

Hay que saber abandonar.

Me fui a otro lugar a 5 kilómetros. Una reserva, una pequeña laguna, donde bajan las aves, atraviesan los zorros y se suelen ver venados. De esta sesión matinal les traigo algunas fotos. Un cisne, un ciervo y su familia, y las flores silvestres de este mediado de mes de Junio. La alegría y la serenidad volvieron en mi.

Luces de invierno.


Cantan. Cantan.

¿Dónde cantan los pájaros que cantan?

Ha llovido. Aún las ramas
están sin hojas nuevas. Cantan. Cantan
los pájaros. ¿En dónde cantan
los pájaros que cantan?

No tengo pájaros en jaulas.
No hay niños que los vendan. Cantan.
El valle está muy lejos. Nada…

Yo no sé dónde cantan
los pájaros -cantan, cantan-
los pájaros que cantan.

De un poema de Juan Ramon Jiménez.


Esta primavera, cerca de mi casa.


Una gran cantidad de fotografias que he estado tomando estos ultimos dias de primavera muy cerca de mi casa. Flores, insectos o naturaleza muerta. He aprovechado de aficharlas en tres columnas para facilitar la vista de conjunto y no aburrir. Cada uno de ustedes podrá elegir las que le parezcan y verlas en formato de pantalla plena. Fotografías que revelan mi manera algo naturalista para mostrar la belleza de lo que nos rodea. No es necesario ir muy lejos. Yo lo he hecho recorriendo algunos lugares alrededor de la ciudad donde vivo, Ginebra. Nada difícil desde el punto de vista técnico ya que cualquiera puede lograr el mismo resultado, si dispone  un mínimo de sensibilidad a los colores y la composición de la imagen Ninguna pretensión artística pero si la pretensión de que lo que se muestra esté a la altura de la belleza misma de lo que se nos ofrece ante la vista. Ya es en si, bastante pretensión. Lamento no dar las informaciones útiles para los que se interesan a la botánica. Grande es mi ignorancia respecto de nombres y características de plantas, flores e insectos. Trato de aprender y esto me tomara años, por lo que no me improviso por ahora como un  conocedor frente a ustedes. Lo único que me queda por agregar, es  recordar que la gran mayoría de mis imágenes han sido tomada en medio natural es decir ni jardines, ni lugares donde el hombre haya intervenido. Los lugares con excepción de una que otra rosa, son praderas salvajes, pastos naturales, etc. Decir también que en la región se ha sufrido de mucha sequía y que solo han caído abundantes cantidades de agua desde el mes de marzo de este año, y que el florecimiento de algunas especies se ha retrasado. Espero comentarios, sobre todo críticos constructivos. Se también que a muchos no les gusta comentar, pero para quien mantiene un blog esto es muy importante así que ya lo saben que será para mi una gran ayuda.