No hay “guantes de seda” para Hannibal Gadaffi en Suiza.


Lo que podía haber pasado como un hecho corriente sin mas consecuencias en un país como Suiza, poco dado a hacer ruido con hechos insignificantes en la prensa, se transformó en un escándalo diplomático bastante relevante. Suiza, su policía y su gobierno han mostrado no usar guantes de seda para quienes por muy alto rango tengan, atropellen los derechos de ciudadanos de la proveniencia que sea en su territorio.

Es lo que sucedió esta semana con la arrogante, violenta y despreciativa actitud del hijo de un dictador Libio, llamado Muammar el Gaddafi. Hannibal su hijo, maltrato a golpes a dos de sus criados mientras pasaba unos días aquí en Ginebra en uno de los hoteles de lujo de la ciudad, el Hotel Presidente Wilson.

La policía intervino deteniendo al señor hijo de dictador, deteniéndolo y reduciendo a dos de sus guardaespaldas que trataron de resistir. Dos días de cárcel (la mejor celda para personajes de alto rango le fué atribuida) y 500000 dolares de fianza, fué el precio de la fechoría. Hannibal Gadaffi ya ha tenido que ver con la policía en Europa a haber tratado de atravesar los Champs Elysées hace un tiempo, a 140 kilómetros por hora.

Los dos criados han quedado bajo protección de la policía suiza por estar amenazados por el régimen libio el que declaró que la cosa se arreglaría “ojo por ojo y diente por diente”. Las represalias para Suiza han sido la encarcelación de dos dirigentes de multinacionales suizas en Trípoli por irregularidades en sus trámites de estadía. Además del corte del suministro de petróleo  y la negación de visado a todos los ciudadanos suizos.

En un mundo de dictadores así se “honra” el honor nacional, y en un mundo democrático así se trata a tiranos o hijos de tiranos: como ciudadanos común y corrientes que deben responder ante la ley como todo el mundo. La democracia tendra muchos defectos pero no se ha inventado algo mejor.

Demasiada información mata la información.


El 1 de Mayo los habitantes de Chaitén sienten la explosión y la columna de cenizas levantarse en el cielo. Unos días mas tarde el pueblo se habrá convertido en un espacio fantasma y sus 4.000 habitantes serán desplazados a cientos de kilómetros.

El 2 de Mayo nadie presagia que la lluvia abundante esconde un ciclón en la ciudad de Laputta ( Birmania ), donde viven 200.000 personas. Laputta sera la primera victima del ciclón Nargis, quien barrerá la ciudad con una ola de 4 a 6 metros. El jueves 8 de mayo las víctimas sólo en Laputta se elevan a 80.000 personas. Es la primera de una larga lista de ciudades afectadas por el ciclón. Hoy se habla de 1 millón de damnificados en todo el país.

El 10 de Mayo una explosión y una corrida de lava en el volcán Etna se dirige hacia una zona deshabitada. No hay victimas y la normalidad en el volcán situado en Sicilia (Italia) vuelve por la tarde.

El 12 de Mayo ( hoy ), un terremoto de grado 7,8 en la escala de Richter provoca una balance preliminar y provisorio de 8.533 muertos nada mas que en en la provincia de Sichuan, en China. Probablemente las victimas mortales alcanzarán a varias decenas de miles de muertos sin contar los heridos y desplazados, ni las catástrofes ecológicas como la de aquella fabrica química que explotó provocando un escape de 80 toneladas de amoniaco liquido, por efectos del mismo seísmo.

Hasta aquí las tragedias en lo que va de estos 12 días.

Surge en cada uno de nosotros inquietudes diversas. Coincidencia en el tiempo ?. Se podrá hablar de calamidades en cascada ?.

Pero sobre todo, y la pregunta que me hago mas a menudo en estos días es: que podemos hacer?. Que puedes hacer tú que lees estas noticias en los diarios como yo ?. Y me digo a mi mismo que bien poca cosa. Que estamos indefensos como individuos y incluso a veces como sociedades.

Que el hecho de saber con lujo de detalles las cifras, las circunstancias, no nos sirve mas que para sentirnos impotentes a tal punto que me digo si es necesario que lo sepamos. No se trata de esconderse o de evitar la realidad. Se trata de preguntarse para que sirve la información. Quien debe recibir la información.

Vivimos sobre-informados a un punto tal, que cada día comprendemos menos lo que sucede. Cuando el hombre no comprende su propio entorno, el entorno lejano le sera extraño e indiferente. Y así es como nos deshumanizamos por simple ignorancia.

La tecnología sirve al hombre ?. Que lo subyuga, … todos lo experimentamos. La televisión, la prensa, la radio e Internet pueden ser aliados para crear un mundo mejor. Desconfiemos a veces de ellos, … por precaución.