Un billete de 100 millones de dólares.


El Banco Central ha anunciado un billete de 100 millones de dólares, 560 personas han muerto en las últimas semanas por una epidemia de cólera, los hospitales cierran por falta de medios,  la inflación alcanza el 231.000.000%. Y por si esto fuera poco los militares pillan en las calles.

El país se llama Zimbabue y el dictador Mugabe se aferra aún al poder. Esto sucede en la Tierra en el año 2008.

welcome_to_zimbabwe

Altura de vistas.


Ha algo que me fascina en quienes buscan la faceta inesperada de las cosas. Brecht decía que no basta con ver las cosas sino que habría que tratar de ver lo que hay detrás de las cosas. No es lo que quiso hacer  Maurice Schobinger en los Alpes suizos. No quiso ver por detrás de los Alpes sino que para mostrar una imagen inesperada de las cimas alpinas, se propuso fotografiarlas exactamente desde los 4000 metros de altura y desde una distancia de 3000 metros de lejanía.

Mont Maudit, Chamonix.

Mont Maudit, Chamonix.

Entre Chaplin y Maurice Schobinger hay un rasgo común y nada mas. Han vivido en la misma ciudad, Vevey a orillas del lago Leman. Maurice es un fotógrafo experimentado al que se ve siempre con grandes cámaras. Para situarse exactamente  a la distancia y la altura decidida, hizo uso de tecnología de punta y de no pocos medios. También de la ayuda de un guía alpino Pierre Abramowski.

Un gps, mapas  detallados a escala de 1:25.000 y un helicóptero. Los mapas habían sido completadas por circulos de un radio de 3 km donde el centro era la cima de los picos que iban a fotografiar. Conectado al gps el ordenador daba al helicóptero la posición en tiempo real lo que le permitía de desplazar el aparato en medio de el circulo imaginario. Allí sentado con su cámara gran formato Maurice podía realizar las tomas deseadas bajo temperaturas de 15° bajo cero.

El resultado de esta aventura es un libro magnífico y casi científico de tanto rigor. El Weisshorn, la Dent Blanche, la Jungfrau o el Piz Bernina son algunas de las joyas blancas. También una página internet donde se pueden comprar copias de las fotos y ver otros trabajos.

El sacerdote que quizo volar hasta Dios.


Triste historia la de este sacerdote brasilero. Se llama Adelir Antonio de Carli, tiene 42 años y es probable que halla desaparecido definitivamente en el cielo de Brasil, despues de haber despegado el domingo pasado aferrado a un millar de globos de helio.

No entiendo como un hombre por mucho que su amor por el projimo lo halla llevado a lanzarse en una aventura peligrosa pudo haber actuado con tanta liviandad.

Tan liviano se hizo su cuerpo que probablemente su ascencion hace pensar que quiso juntarse con Dios en el mismo cielo.

Creemos que todavía está vivo, hay muchas islas en la región”, dijo por teléfono Joao dos Santos Junior, subcomandante del Cuerpo de Bomberos de Sao Francisco do Sul, en el vecino estado de Santa Catarina.

De Carli pretendía dirigirse hacia el oeste de Paraná, tierra adentro, y marcar un récord de permanencia en el aire sostenido por globos de fiesta multicolores inflados con helio, pero el viento lo alejó hacia el sur, mar adentro.

El sacerdote es responsable de la Pastoral de Carreteras en Paranaguá, que ayuda a los camioneros, y también quería recopilar fondos para sus obras.

Nos podemos hacer muchas preguntas sobre lo que motiva a gente supuestamente cuerda a cometer este tipo de acciones. No es la época ya, en que misioneros se adentraban en la selva del Amazonas hace algunos cientos de años sabiendo que podian encontrar canibales. Trataban de evangelizar nativos, y terminaban por aceptar extrañamente esta manera de morir.

Según Denise Gallas, tesorera de su parroquia de Sao Cristovao, el sacerdote se elevó a una altitud de 6.000 metros (20.000 pies) y luego descendió a cerca de 2.500 metros (8.200 pies) para su viaje planeado a la ciudad de Dourados, ubicada 750 kilómetros (465 millas) al noroeste de su parroquia.

Pero los vientos lo empujaron hacia otra dirección y Carli estaba aproximadamente 50 kilómetros (30 millas) fuera de la costa cuando hizo contacto por última vez con la autoridad portuaria de Paranagua, señaló Gallas.

Carli tiene un dispositivo de posición global, un teléfono satelital, una silla flotante y es un experimentado paracaidista, dijo Gallas.

Lo cierto es que hoy es Viernes y es probable que como Icaro ,el sacerdote queriendo volar cada vez mas alto, quemó sus alas al llegar cerca del sol, y se fue a vivir con Dios.

Información relacionada con este tema.

Cuando los chinos entierran sus muertos por Internet.


Con un clic enciendes una vela, clic,clic y los crisantemos aparecerán en la tumba virtual.

Los chinos rinden homenaje a sus muertos por Internet, Una de las paginas mas visitadas, Netor Memorial, recibió 5 millones de visitas durante la Fiesta de la Claridad Pura el año pasado. ” Sobre todo son los jovenes de menos de 35 años quienes dan importancia a la tradición y a la tecnología a la vez” – dice Chen Ning la fundadora de la fiesta.

Muchos chinos no pueden a menudo ir a visitar a sus parientes al cementerio de su ciudad de origen porque se encuentran trabajando en las grandes ciudades. De esta manera pueden visitar las tumbas virtuales. Una tumba virtual cuesta entre 3 y 70 dolares (500 yuans).

Mientras mas se invierte, mas servicios serán prepuestos, como flores virtuales, melodías digitales e incluso alcohol virtual para animar el largo sueño de los antepasados.

Las autoridades piensan que esta modalidad permite economizar espacio en los cementerios, pero ademas evita los desplazamientos y calma el trafico de vehículos.

Shangai la capital económica y financiera china tiene la tasa de incineración más elevada, casi el 100% frente al 51% de toda China, pero eso no parece ser suficiente para las autoridades.

Cementerio chino

Automóvil yendo a la chatarra.


Voy a vender mi coche
Campesino yendo a vender su viejo coche como chatarra. Telega. Rumania.Marazo 2008 ©Reuter
Esta foto es graciosa y completamente anacrónica. Ha sido tomada en Rumanía, en Telega localidad situada a 100 kilómetros de Bucarest. Este hombre lleva su vieja Dacia, para venderla como chatarra vieja . Los automóviles Dacia fueron la versión rumana del Renault 12 y en los años 70 Rumanía producía este vehículo en grandes cantidades. En esa época yo vivía en Bucarest.
Dacia era prácticamente la única marca que circulaba en el país y costaba en esa época 70.000 lei. Era muy difícil obtenerla y cuando se efectuaba una venta los compradores llegaban a hacer cola al banco para retirar sus economías.
En aquella ocasión ví no pocas personas salir del banco con el dinero en grandes bolsas de plástico.

El rey Abdallah entra en la ciudad de Ginebra.


Los comerciantes de Ginebra se frotan las manos y no por elfrío del otoño sino por la víspera de excelentes negocios.

Efectivamente el rey Abdallah de Arabia Saudita se ha instalado en la ciudad alquilando completamente el Hotel Pressident Wilson . Según ciertas empresas de alquiler de coches la corte real mobilizaría algo de 150 vehículos diversos, con un costo estimado de 350 000 dolares diarios.

El rey Abdallah posee una residencia en Collonge-Bellerive, barrio chic de la ciudad donde esta vez, ni él ni su corte constituída por varios centanares de personas, han puesto los pies. En cambio S.M. el rey de Arabia Saudita a alquilado la Suite Imperial del Hotel President Wilson, quien es según Forbes Magazine la mas grande existente en el mundo con sus 1.600 m2. Está blindada integralmente y ocupa todo el ultimo piso del hotel.

A solo unos metros de allí un estacion de servicio Agip aficha precio de la gasolina sobrepasando $1.50. Impotencia la de los consumidores al saber que el rey Abdallah, “como Midas” se enriquece mientras duerme.

La ciudad de Ginebra es una ciudad para el lujo, pero se trata de lujo discreto. De aquel que atrae mas y mas millonarios exactamente por esta discreción legendaria de los suizos.Alli esta uno de los grandes centros de la finaza internacional y allí estan también grandes estrellas del cine,de la formula 1, y del showbiz.

Los ginebrinos sienten esta excepción en sus calles solamente en Agosto, o sea en período de las Fiestas de Ginebra, donde una población árabe con sus típicas túnicas “djellabas” (blancos para los hombres y negros para las mujeres) pasea y compra en las tiendas de lujo de la ciudad.Esos días crece una cierta exasperación al ver tanto derroche y tanta ostentación que choca el espíritu calvinista de las habitantes.

Pero es también lo que caracteriza a Ginebra entre otras cosas… lujo y discreción.