Henri Cartier-Bresson, cazador de almas.


He querido colgar aquí este retrato de Henri Cartier-Bresson hecho por el cineasta Otar Iosseliani. La razón es que admiro el planteamiento del fotografo. Su mirada, que como la de Gombrowicz va al fondo de lo que no alcanzamos a ver por efecto de propia nuestra formación. Una parte, la mas sustancial de la realidad o se no escapa, o es deformada, simplificada o falseada por nuestra propia formación y la que se nos inflige desde los medios. En este video Cartier-Bresson se expresa en francés, raras veces en ingles. Es documento de 1 hora y 3 minutos y espero que lo encuentren tan refrescante como yo.

Siempre hay una buena luz para fotografiar.


El tiempo pasado desde  ultima salida fotográfica me parece largo. El exceso de trabajo y los dolores frecuentes en mi hombro derecho hacen que este tipo de  salidas sean mas espaciadas este invierno.

Este sábado de finales de diciembre se anunciaba tiempo clemente y buenas condiciones de circulación. La idea era  aprovechar los últimos momentos de sol de la tarde para hacer  tomas de una cascada a unos 80 kilómetros de mi casa. Normalmente el trayecto me toma algo mas de una hora. Hay que atravesar un paso a una altura de 1300 mts en la frontera franco-suiza. Todo el camino seguimos una ruta mas que sinuosa que nos lleva a través de una región muy boscosa desde la orilla del lago Leman hasta la región de Franche-Compté en el Jura francés.

Cascade plano

Hacer clic en la imagen para ampliar.

Esta vez mi GPS me jugo una mala pasada y me llevo por una ruta secundaria lo que me tomo una hora mas. Según el nuevo calculo, debería estar llegando a la cascada del Herisson a las 16h30 hora en que el sol estaría ya bastante bajo. Tomando en cuenta el relieve montañoso de la región ya no habría ningún rayo de sol que iluminaría la cascada la que ademas esta ubicada en una depresión del relieve.

No me desanimé y me estuve diciendo que con ayuda de mi trípode no habría foto imposible con poca luz y que seria una buena ocasión de iniciarme a la fotografía de noche. Llevaba en mi saco una buena linterna que me permitiría jugar con las sombras y que al final muy poca gente debería aun estar a los pies de la cascada.

Los últimos turistas se iban ya y estuvieron algo asombrados al ver un tipo sacando fotos a una cascada al crepúsculo tratando de iluminarla con una linterna.

Cascada del Herisson al crepusculo. Francia.

Cascada del Herisson al crepusculo. Francia. Clic para ampliar.

Podría haberme acercado mas para captar la laguna formada por el agua al caer pero el viento me soplaba una llovizna que hacia difícil no mojar rápidamente el objetivo. Retrocediendo podía agregar elementos de cercanía al encuadre como un pequeño muro de contención que creaba una nueva pequeña cascada así como también un riachuelo por donde se escurría el agua. Así lo hice.

Es necesario en estos casos conocer los comandos de la cámara de memoria. A un momento en que desaparece la luz del día, es necesario pasar al aumento del ISO ya que trabajar en Modo Apertura para mantener una profundidad de campo importante, mi Nikon D600 no me permite ir mas lento que 30 segundos, a menos de pasar en Modo Bulb. Entonces utilicé una apertura de f/5, una velocidad de 25 segundos y un ISO de 200. La profundidad de campo estaba asegurada por un enfoque manual a 2 metros y una focal de 24 mm. Un tiempo de 25 segundos me dejaba la posibilidad de pintar el decorado con mi linterna.

Hubiese preferido para un sujeto con tantos elementos en profundidad, un diafragma de f/16 pero esto me llevaba a aumentar o el tiempo o los ISO. Encontré hace unos meses un pequeño programa para mi Iphone que permite calcular la profundidad de campo para un a cámara dada y un objetivo dado. Se llama DoF View. Hay muchos otros pero me parece el mas visual y practico. Quizás hubiese sido mas prudente aumentar el tiempo ya que en invierno las temperaturas bajas hacen posibles tiempos algo mas largos. Un pequeño retoque para eliminar el ruido residente con Lightroom se impone.

Luego de hacer varias tomas regrese al coche. La noche había caído completamente. Caminé 20 minutos observando un cielo azul profundo con algunas nubes  blancas iluminadas por la ultima luz solar allá arriba a varios miles de metros. Estaba solo. Llamé a mi mujer para tranquilizarla ya que se inquieta por mi a cada salida.

Una hora mas tarde la ruta me había hecho recorrer el camino inverso y me acercaba desde lo alto de las montañas al Lago Léman. En una curva percibí la luna llena deslizandose bajo una serie de nubes. Apareciendo y desapareciendo. Cada vez reflejandose en las aguas del lago mas allá de los arboles. Me detuve y me instalé al borde del camino que serpenteaba hacia el lago.

Nikon 24mm, ISO 100, f/10, 15 seg.

Nikon 24mm, ISO 100, f/10, 15 seg.

Mientras subían y bajaban los coches, aproveché esta curva para tomar las estelas luminosas que dejaban en la noche. En ese lugar hay una de las pocas paradas para quien quiera dominar el paisaje del lago. No es un mirador, solo hay un banco. La nieve ha desaparecido casi por completo con las ultimas lluvias. Estamos a 800 metros de altura y los arboles impiden de gozar de un panorama ideal.

La luna llena seguía abriendose paso por detrás de las nubes. Saque mi linterna y me puse a pintar los arboles delante mío. Paso un avión pero lo vi mucho mas tarde, una vez las fotos en mi computadora. Dejo su huella silenciosa.

Nikon 24mm, ISO 400, f/ 8, 30 seg. Paint-lighting.

Nikon 24mm, ISO 400, f/ 8, 30 seg. Paint-lighting.

El Lago Léman se ve apenas al fondo. Una imagen me da vueltas por la mente desde hace meses. Obtener el reflejo de la luna llena en el lago, grande, redonda, blanca, bañandose en las aguas de una magnifica superficie liquida de 70 kilómetros de largo. No sé si se podrá concretizar alguna vez. O tal vez es mejor que quede en mi imaginación. Así estará siempre conmigo. Con mis otros sueños.

Salir de una trampa en fotografía.


paisaje-1452

Aah, la fotografía hoy en dia.

Si no hubiera sido por estas cada día mas sofisticadas camaritas, no habrían nacido tampoco las paginas donde se comparten las imágenes que tomamos. Picasa, Flickr, 500px, Pinterest, Facebook, Tumblr y algunos otros mas. Y entonces somos millones los conectados tratando de mostrar cada uno sus propias  imágenes. Hemos caído en la banalizacion de la imagen. Una especie de diarrea de colores y lugares.

Todo el mundo tiene derecho, claro esta y cuando todo el mundo hace casi lo mismo, la cosa se vuelve menos atractiva. Hoy es difícil  resistir a la tentación de no mostrar con quien estas pasando un buen rato o adonde te pasas tus vacaciones. Incluso para los mas expresivos, (aquellos que van mas allá de su propia puesta en escena) la calidad extrema a la que han llegado los fabricantes y por que no decirlo a los precios por lo que se puede obtener una cámara de muy buena factura,  hacen cada vez mas difícil mostrar que un paisaje sea menos atractivo o espectacular que otro, que un amanecer tenga una mejor atmósfera.

Y como para muchos el planeta se ha encogido tanto con la baja de las tarifas aéreas, nos ponemos a correr todos hasta alcanzar el lugar mas recóndito, allí, donde ningún objetivo ha desflorado aun la hermosura y lo exótico del lugar.

Es una carrera sin fin. Una carrera que lleva a tener que ya no mostrar hermosas fotos porque simplemente internet esta lleno de ellas. Esta es la conclusión a la que estoy llegando.

Haz clic en la imagen para ampliar.

Haz clic en la imagen para ampliar.

Me parece que va a ver que cambiar de manera de ver. Me parecía hasta este momento que la realidad estaba llena de maravillas a las cuales se podían acceder con una técnica fotográfica de base y una mirada tranquila. Pero no. Mientras mas placer obtenemos, queremos no mas cantidad, y si mas diversidad.

Mi aprendizaje en fotografía continua todos los días. Mis preguntas no cesan. Mi insatisfacción tampoco.

 Haz clic en la imagen para ampliar.

Haz clic en la imagen para ampliar.

Me parece que habrá que romper con el color. Es verdad que el color no hace mas que aproximar las imágenes a la realidad. Que la idea que me atrae es la de acercar la imagen a nuestra percepción sutil. Aquella que busca mas interpretar que comparar una imagen con algo que ya existe. Esto pasa por dejar de caer totalmente bajo el embrujo del color.

No sé si lo conseguiré.

Haz clic en la imagen para ampliar.

Haz clic en la imagen para ampliar.

En esta serie de fotografías tomadas a orillas del lago Leman quise probar una técnica que me parece muy importante para preservar una nitidez sin fallas. El uso del trípode. He llegado a la conclusión que no hay fotografías perfectamente nítidas sin el empleo de un trípode solido y una rotula de calidad para evitar todo tipo de vibraciones durante el disparo.

Haz clic en la imagen para ampliar.

Haz clic en la imagen para ampliar.

En mi caso y después de haberlo consultado con mi presupuesto decidí comprar un tripode Gitzo 1541. Es el trípode mas liviano que he visto, pesa solo un kilo, esta muy bien construido y no necesita mantencion ni engrasado. Es ideal para hacer largas caminatas con el y da mucha seguridad. Pero un trípode no es suficiente si no se tiene una buena rotula o cabezal. Pienso que es importante pensar en su compra por separado y no en kit. Los kits son compromisos para no asustar al fotógrafo con un precio muy abultado. Yo puedo asegurar ahora que para una estabilidad completa no hay mejor solución que invertir una cierta suma. Esta suma para mi significo gastar 1000 dolares incluyendo el trípode antes mencionado y la rotula.

Haz clic en la imagen para ampliar.

Haz clic en la imagen para ampliar.

Es mucho dinero y no hay que hacer la compra antes de estar seguro que la fotografía es algo importante en tu vida ya que estas comprando material que dura muchos años. En lo que respecta la rotula la elección no es fácil. Personalmente pienso que las rotulas mas conocidas no son las mejores aunque muchos fotógrafos digan estar satisfechos con ellas. Por ejemplo los sistemas de fijación rápida de Manfrotto y de Gitzo no me han convencido. No son ni intuitivos ni rápidos.

Haz clic en la imagen para ampliar.

Haz clic en la imagen para ampliar.

Me he decidido por comprar la rotula  GP Ballhead de Acratech. Es importante que la rotula sea compatible con el trípode. Que su base sea de la misma circunferencia que la base del trípode. Que el peso soportado por uno o por otro sea mayor en el trípode que en la rotula. Aqui unas fotos de la GP.

gp3 gp2 gp 1En la primero foto se puede apreciar la característica que hace esta rotula muy practica. El cabezal se puede invertir para permitir hacer fotografías panorámicas sin tener que comprar una cabezal panorámico aparte. Un ahorro considerable y ademas se gana en peso y espacio en el saco.
Su uso es una verdadera delicia. Se trata de mecánica de precisión. Es muy fluida y permite la rotación en vertical sin ningún juego y con mucha precisión.

Acratech no tiene distribuidores en todos los países por lo que he preferido hacer la compra directamente a la pagina USA ya que esta rotula esta fabricada en los Estados Unidos. Incluso te pueden asesorar en español. Quiero destacar que es necesario comprar junto con la rotula las placas necesarias a tu propia cámara y si tienes objetivos especiales deberás comprar como en el caso del Nikon 70-200mm 2.8 VR una placa que ira atornillada al collar del objetivo. Si no encuentras la placa o plato para tu equipo especifico envía un mail y te darán la referencia si ella existe. Tiene un peso de 454 gramos lo que es un peso bastante liviano para un accesorio de esta categoría. Pienso mas adelante dar mas impresiones sobre el uso en la practica de este material.

Haz clic en la imagen para ampliar.

Haz clic en la imagen para ampliar.

Nikon D600 y Nikon 20mm 2.8D, vistiendo el otoño


Son estas mis primeras fotos publicadas con la nueva Nikon D600. Durante el paso del formato Dx con mi antiguo Nikon D300 al Full Formato con la nueva cámara D600 de Nikon se concretiza la primera etapa. Esto va a confirmar la idea que los cuerpos de las camaras pasan y los objetivos quedan.

En esta oportunidad quise probar un objetivo que se me presto, ya que aun no he adquirido ninguna lente adaptada al formato completo del segmento  gran angular. Se trata de un lente Nikon 20 mm 2.8 D AFS.

Mi conclusión es que la fineza de detalle que tiene el 16-85 mm 3.5/5.6 de Nikon no se encuentra en esta foto. La toma se ha hecho como todas las otras de este post, sobre un trípode y con disparador remoto, sin levantar el espejo a una velocidad de 30 segundos, un diafragma 11 y un enfoque manual a 50 cm. El ISO esta determinado a 100.

La iluminación viene en todos los casos de los hitos luminosos de un parque sin ninguna otra fuente luminosa. Ningún efecto HDR se ha aplicado a las fotos. El carácter acentuado de las nubes podría falsamente insinuar esta idea. Tratandose de algunas pruebas hay claro esta, algunos errores de nivelado del horizonte en la foto de mas arriba.

Todas las pruebas han sido reveladas con Lightroom 4.2 reforzando por aqui o por alla los niveles ,el contraste y nada mas. Todas han sido tomadas en formato RAW.

En esta ultima foto mis temores de que fotografiando una luz de frente se obtendría un desagradable efecto de flare no se confirman. El contraste general es satisfactorio. En la ultima también se ve una mejoría en la nitidez del primer plano probablemente acentuada por los reflejos de la humedad de las hojas y el suelo. Mi conclusión confirma la sospecha que se puede encontrar un lente en la gama de gran angulares mas recientes, donde la exigencia de microcontraste de los captores modernos se vea reflejada de mejor manera en el resultado final, que con la óptica usada en este ejemplo.

Una ultima foto tomada de con luz natural. Espero vuestros comentarios.

Casa de campo.


Venasque

Hace dos días que estamos de regreso del sur. Del sur de Francia adonde fuimos a pasar unos días de descanso.
Que cambio de itinerario mas vertiginoso después de haber jurado visitar y fotografiar algunas playas míticas en Normandía. Las playas del desembarco de ejercito yanki en Oklahoma Beach y Dunquerque  entre otras.
Vertiginoso climáticamente ya que en pleno mes de Julio había lluvia y frío al norte de río Loire y 32 grados en el Valle del Rodano.

Gordes

Nos quedamos con el calor, y el ruido del canto de los grillos, con las ferias de pueblos para nada incógnitos como Carpentras, Venasque,  Fontaine de Vaucluse o Gordes.

Fue mas sabio ir allí que a Saint Malo, o al Monte Saint Michel o a Dieppe o Dauville.

Al volver a casa el tema de conversacion en todas partes es el clima. Lo fresco de cada dia, las actividades que no se pueden hacer como bañarse en el lago o bronzear en las piscinas municipales. Sin embargo la naturaleza es esplendida en Ginebra y la region que la rodea. Verde por todas partes.

Salchichonesen mercado de Carpentras

No era el tiempo que iba a provocar nuestra preocupación en el sur de Francia. Era mas bien, cual vino rosado compraría para el aperitivo para acompañar unos salchichones picantes, un buen queso de Banon. El téma era cual era el dia de feria en Carpentras, Cavaillon o Isle sur Sorgue. Otro tema era. si había que visitar Avignon durante el festival de Teatro o visitar Arles, sus campos de girasoles en flor durante las 60 exposiciones de fotografías, o mejor ir buscar la perla rara, o la botella de tinto en Châtauneuf-du-Pape.

Mercado de Carpentras

Enfrascado en la pantalla del Kindle leyendo una poco conocida novela de Saúl Below llamada La Verdadera, se me pasaron dos días. Pero también luchando con las moscas que estos últimos años habían decidido de pasar el mes de Julio en el Vaucluse como nosotros. Mientras mas moscas cazaba, mas volvían a aparecer.

Por la mañana temprano cantaban los mirlos, aunque probablemente siguieran cantando todo el día sin que pudieran escucharse debido que tocaba el turno a los grillos desde las 09h30 de la mañana. No se oía otra cosa mas que los grillos.

A las 10 de la mañana aparecían las primeras mariposas como también las abejas que se instalaban en las flores de lavanda del jardín. Una avispa grandota de unos 3 centímetros salía de su madriguera debajo de unas piedras a eso de las 11 y me hacia cambiar de lugar respetuosamente  sin que  pudiera seguir fijando las páginas virtuales de mi Kindle.

Casa de campo en Pernes Les Fontaines

Una vez encontrándome frente a frente a otra avispa mas pequeña en la cocina decidí atacarla. Era su vida o la mía. Sin ambigüedad alguna. O fallaba a la primera y me picaba o le pedía que no se moviera mas desde el momento en que la aplasté con el paño mojado de la cocina. Me escucho al parecer y allí se quedo medio destartalada y yo sobreviví.

Abadía de Senanque.

A las tres de la tarde cuando el sol hacia vibrar el aire y cuando la mente parecía flotar la visión como si te encontraras bajo el agua, daba señales una que otra lagartija que se movían al ritmo de un “stop and go”, confundiendose con el tono de las piedras.

Así el dia mantenia su ritmo. A las 21 horas los grillos  dormían y el gato de la casa comenzaba su ronda de reconocimiento en el jardin. Durante el dia no se le veía la cara. Era la hora del silencio con fondo de estrellas en el cielo.

Que tan tímido puede ser un jabalí.


Esta mañana de mediados de Junio sali de mi casa de madrugada. A las 5.30 iba llegando cerca de la orilla del Rodano, en territorio frances. Un bosque de los tantos que hay frente a la reserva de L’Etournel en la frontera Suiza.

Ya habia estado recorriendolo estos lugares una que otra vez, asi que comence a adentrarme por un sendero. Esperaba encontrar a esta hora temprana algun venado para poder fotografiar. Después de media hora de caminata, el sendero que tome se terminaba a orillas de un riachuelo seco y tuve que dar media vuelta sin mucha esperanza de ver algún ciervo. Eran ya las 6.30, y la luz penetraba ya en los pocos claros del bosque, cuando al acercarme sigilosamente a uno de esos claros, escuche detrás mío un ruido. Era como piedras que rodaban. Pensé que un venado estaría bajando la ladera por mi espalda sin haberme visto. Lentamente torcí el cuello hacia donde venia el ruido y vi una masa negra bajar muy rápidamente la ladera del bosque y desaparecer entre los arboles. Me di cuenta que era un jabalí. Una bestia negra de unos 150 kilos.

Un ciervo hembra.

En ocasiones anteriores pude escuchar el gruñido de jabalíes desde una cierta distancia y quiero confesar que les tengo mucho respeto. Numerosas son las fotografías de aficionados que los logran fotografiar a la luz del día. No faltan tampoco los relatos que dicen que hay que evitar encontrarse entre una hembra y sus crías. Y otras cosas, como que son tímidos. He visto incluso familias con niños pequeños filmarlos de cerca, insistentemente.

Esta vez no vi mas que un animal. Ni rastro de crías. Ademas me parece que tampoco es el periodo de celos.  No obstante una sensación de miedo se apodero de mi. No tanto de haber visto un animal que por su fuerza, por su peso, por sus colmillos, por su coraza es capaz de atacar  hasta un vehículo en marcha, sino que porque mi miedo de los jabalíes es como todos nuestros miedos ancestrales, sin explicación aparente.

Cisne.

Me puse a caminar lentamente para tratar de alcanzar el claro. El jabalí quedo detrás mío, así que sin mirar atrás camine sin prisa pero con miedo. Había sentido mi olor desde arriba de la ladera y se había lanzado ladera abajo y ahora sentía el olor de mi miedo, me decía yo. Casi al llegar al claro del bosque, a un costado del sendero la bestia gruñía caminando paralelo a mi. Yo no la veía detrás de la vegetación espesa pero lo escuchaba mientras me seguía durante unos pocos metros. Estaría a unos cinco metros detrás de la vegetación. Mi miedo aumento pensé que podía aparecer frente a mi después de haberme rodeado. Pero no, no volví a escuchar sus gruñidos.

Garza Real

Recordaba en ese momento ese miedo que sentía en mi niñez cuando los perros ladran, se acercan a ti y te encaran ladrando. Solo que un perro es una animal que ha perdido sus instintos salvajes.Me dije que con a un jabalí no puedes ahuyentarlo con una piedra. Que cuando un jabalí carga, te puedes dar por muerto. Una muerte horrible. Despedazado por colmillos de 10 centímetros.

Me fui calmando poco a poco y me aleje de ese bosque. No tuve la serenidad ni de fotografiarlo ni nada, no había que ser temerario. El miedo es un estimulo para la prudencia dicen.He estado leyendo sobre la peligrosidad del jabalí en Internet y la verdad es que no he encontrado mucho que justifique mi miedo. Es verdad que si hubiera tanto peligro se sabría. Se dice que el jabali es timido y huye del hombre. Este no fue muy timido. Vino a mi encuentro probablemente por curiosidad.

Volveré a adentrarme profundamente en los bosques de esta región. Se que hay muchos jabalíes en ellos ya que esta mañana ya había visto sus huellas en el barro, Pero la aprensión no se ira, y cuando escuche nuevamente sus gruñidos a lo lejos, esta volverá. Ya habrá sentido mi olor.

Hay que saber abandonar.

Me fui a otro lugar a 5 kilómetros. Una reserva, una pequeña laguna, donde bajan las aves, atraviesan los zorros y se suelen ver venados. De esta sesión matinal les traigo algunas fotos. Un cisne, un ciervo y su familia, y las flores silvestres de este mediado de mes de Junio. La alegría y la serenidad volvieron en mi.

Luces de invierno.


Cantan. Cantan.

¿Dónde cantan los pájaros que cantan?

Ha llovido. Aún las ramas
están sin hojas nuevas. Cantan. Cantan
los pájaros. ¿En dónde cantan
los pájaros que cantan?

No tengo pájaros en jaulas.
No hay niños que los vendan. Cantan.
El valle está muy lejos. Nada…

Yo no sé dónde cantan
los pájaros -cantan, cantan-
los pájaros que cantan.

De un poema de Juan Ramon Jiménez.