La crisis y el voto


Me voy dando cuenta como va envejeciendo nuestra apariencia. La mia en todo caso.

Una compañera me decía que los viejos comenzaban a ser viejos a los 65 años. Me miro al espejo y si bien mis rasgos han cambiado, no noto la vejez en mis ojos, en mi mirada. Eso que debe parecer cansancio al no poder subir al wagon que se aleja. La mirada que tienen aquellos que no consiguen seguir el rumbo de las cosas.

Claro que hoy con est crisis que nos han echado encima no se quien logra seguir el rumbo de las cosas. Es todo tan estrepitoso, tan rápido. Todo se cae poco a poco. El miedo se instala en lo que hace pocos meses no era otra cosa que el presentimiento de que cosas graves podían sucedernos. Y no solo a los griegos. Ni a portugueses o españoles.

 

Vivo en Suiza. Bastión de la riqueza de una buena parte del mundo. Alguien me lo contaba ayer,( no diré su oficio ni las circunstancias de lo que vivió). Después de tres años de negociaciones logro la autorización para visitar el lugar secreto donde se guarda el oro de este pais.

En un coche con vidrios especiales se le condujo por una ciudad y después de unos 15 minutos el coche entro en un ascensor y bajo varios pisos sin todavía salir del vehículo, hasta detenerse. Lo invitaron a bajar del automóvil y a atravesar una serie de puertas en un lugar muy silencioso, moderno, en que dominaba el vidrio y el cemento. Asi por la primera vez desde hace mucho tiempo una persona no ligada a la institución lograba visitar el stock de oro de Suiza.

Visto de una manera un poquitín dramática se puede decir que en esas pilas de lingotes relucientes de un hermoso dorado, estaban representados casi físicamente el trabajo, las aspiraciones mas intimas asi como el dolor y la frustración, incluso la muerte de cientos de miles de seres humanos viviendo lugares muy alejados, y se había permitido que esas barras de metal se cargaran de lo mas intimo de lo humano en cada uno de sus átomos auríferos. Era simplemente el componente humano del dinero. Eso que el capitalismo ha logrado definir como el nec plus ultra del sistema, porque, para que hemos nacido, vivimos y morimos si no es para producir valor y para que un minoría se lo apropie legalmente y democráticamente.

Como decía, vivo en Suiza, pero nada ajeno me es extraño. Algún día la peste llegara también a la orilla del lago Leman, a no ser que el sufrimiento de tantos, esté haciendo aumentar el tamaño de la montaña de oro en el subsuelo de algún edificio muy cerca de los Alpes.

El pueblo suizo será si es asi, inocente del mal generado. Los caminos del dinero son tortuosos, como tortuosas son nuestras conciencias.

Decía entonces que no es necesario ser joven y ágil de pensamiento, para tratar de seguir el curso de las cosas. Y todo esto se ha logrado a través del voto libre y democrático. Ese voto que parece no fuese ya tan útil como antes. Sobre todo cuando algunos, por ese voto son capaces de vender a sus hijos afin de obtenerlo. Es hora de preguntarse entonces si ese instrumento tan precioso en una democracia es el arma que el ciudadano aun tiene para ser ciudadano.

Seré tan viejo como para estar viviendo el fin del voto?.

Los suizos en la crisis.


Los ciudadanos suizos no sufren los mismos síntomas de inquietud ante la crisis actual, que sus pares europeos, por el momento.

La gran crisis que atraviesan todas las economías actualmente se ha manifestando en Suiza, como cabía de esperarse por parte de una economía en la que los bancos juegan un papel de primer orden mundial. Sin embargo esta crisis se refleja por el momento, menos en la economía real del país que en su superestructura financiera.

Después del descalabro de la UBS ( Unión de Bancos Suizos), el banco mas importante del mundo en la gestión de la grandes fortunas, y su implicación en un escándalo de fraude al fisco en Estados Unidos, por cientos de sus clientes, los artículos de prensa y los debates en televisión se han centrado en lo que hasta ahora ha sido el gran pilar de la riqueza de los bancos en este país: el secreto bancario.

Desde varias tribunas se clama la discusión profunda una vez que se ataque el problema de como poner en pie nuevamente la UBS, de poner termino al secreto bancario. Las presiones internacionales son también inmensas, aunque muchos analistas y políticos concuerdan que no es el mejor momento de hacerlo ahora en medio de la tempestad.

El día en que se haga efectivo la anulación del  secreto bancario la economía de este país mirara el futuro de manera muy diferente y es probable que esto signifique el final de la bonanza existente aquí. El flujo de capitales no sera el mismo y esto tendrá graves consecuencias para una economía que cuenta con las finanzas para calentar el motor del crecimiento como en ningún otro país en el mundo.

La crisis acá aun no ha tocado el empleo, ni el consumo aunque si las muchas inversiones privadas se están quedando en lista de espera. La gestión de la crisis en Europa esta muy por debajo del tratamiento preconizado por Obama en Estados Unidos, y Suiza esta en el centro de Europa para seguir el vaivén de la CEE.

Hacia el fin del secreto bancario?. Chappatte

Hacia el fin del secreto bancario?. © Chappatte

Ahora los europeos pagan también la cuenta.


Hay tantos que han caido que el colchón ya no rebota.

Hay tantos que han caído que el colchón ya no rebota.

Los gobiernos europeos utilizarán los dineros del contribuyente para absorber la perdida de los bancos que han sentido de frente las consecuencias de la crisis en Estados Unidos. Caídas y mas caídas son los ingredientes de este plato que se esta repitiendo semana a semana para que terminemos con una buena indigestión financiera.

Dibujo de Chapatte, aparecido en el diario “Le Temps” de Ginebra.

Los casinos de juego florecerán en Chile.


Se necesita una buena dosis de ingenuidad para creer a los responsables del gobierno chileno, quienes presentan estos días como benéfica para las regiones del país, la inversión por parte de privados de 700 millones de dolares, en la construcción a lo largo del país de 18 casinos de juego con lo cual y de acuerdo a  previsiones, encontrarían trabajo 26.000 personas.

Casino de Antofagasta. Chile.

Casino de Antofagasta. Chile.

Estimular el ansia por la ganancia fácil (sin trabajo previo) parece formar parte intrínseca de las economías liberales como la chilena. Se pretende que esto genere un ingreso fiscal del 20% para la región que acoge un casino y que esto contribuirá al desarrollo regional. Me gustaría creerlo. Es verdad que estos centros de diversión pueden atraer una cierta cantidad de turistas ya que ademas estarán instalados en regiones con fuerte potencial turistico que excluyen la capital. Pero yo no veo como se evitará que personas con cierto grado de adicción al juego y en situación económica precaria, se arruinen o se pongan en situación de aún mas precariedad dada la tentación de acudir a estos centros.

Los proyectos incluyen instalaciones en ciudades tan alejadas de Santiago como Castro, Coyhaique en Patagonia chilena, Arica en el norte extremo u Ovalle y Copiapó. Un máximo de 24 casinos podrán construirse a lo largo del territorio nacional separados por a lo menos 70 kilómetros.

El control estará asegurado por la Superintendencia de Casinos de Juegos la que controlara el respeto de la ley N° 19.9955 creada en 2005.

Independiente de todo este control, que me imagino será eficaz ( confío aun en la seriedad de las instituciones del Estado ), pongo en duda desde el punto de vista de la salud pública el control que se hará para que individuos caigan en la dependencia de juego, como es el caso de aquellas familias que caen ya, en la  dependencia de las tarjetas de crédito. Es sabido ademas que alrededor del juego de azar rondan la delincuencia económica indirecta asi como el narcotráfico. En este sentido Chile no es México pero el peligro siempre existe.

Con algo mas de imaginacion se podrá dotar de mas recursos a las regiones que lo necesitan sin cuestionar  el principio del respeto a los intereses de los mas débiles.

Crisis.


Hay que reconocer que retomar el curso de las cosas en este blog después de agradables vacaciones, no es cosa fácil. Vivir dos semanas fuera del mundo y así de un golpe volver a encontrar el hilo de los acontecimientos es algo que exige una cierta capacidad de resistencia a los choques.

La prensa antes de mi partida hace dos semanas esquematizaba una crisis que se avecinaba sin definir el contorno, aunque si parecía claro que esta vez serian afectados productores y consumidores.

La economia en breve. © Chappatte

La economia en breve. © Chappatte

Como individuos siempre nos hemos puesto de parte de aquellos que trabajan y consumen sin considerar que el sistema productivo, las empresas, el comercio, el transporte de una parte, y los ciudadanos y consumidores que somos, de otra, hacemos  parte de un  todo indisoluble al vivir en una sociedad globalizada como la de ahora.

Hoy es todo el sistema el que se esta poniendo en jaque y esto en una inmensa cantidad de países. Durante estas dos semanas la prensa española se dedico día tras día a desgranar los diferentes sectores que se estaban viendo afectados por la crisis. El inmobiliario, los españoles se habían lanzado estos años en gran escala a la compra del piso propio mediante créditos generosos. El de transportes a través de manifestaciones de camioneros bloqueando rutas y reclamando subsidiar  la gasolina. La venta al detalle, donde se veía la reserva del consumidor para gastar pese a los generosos saldos de inicios de verano que hacian las grandes tiendas. El sector automotriz con la gran noticia de la eminente quiebra en los Estados Unidos de General Motors. Y la lista era extensa.

Se han analizado todos los indices macro-económicos, se han puesto al revés y al derecho: la inflación, el crecimiento, los créditos, los mercados financieros, los bancos centrales tratando de mantener el timón subiendo poco a poco las tasas de interés y la lista es extensa y la conclusión no varia. CRISIS.

Esta palabra cri sis podría en francés ser el acrónimo de “grito del sistema“. Pero pareciera que el grito por mas agudo sea no impedirá el desmoronamiento del sistema económico.

En esto habrán grandes perdedores y pequeños ganadores. Los posibles pequeños ganadores son lo que se suele llamar “países emergentes” entre los que estaría China, India, Brasil y en menor medida Chile, México, Africa del Sur y algunos mas.

Paradójico el caso de Argentina quien se ha estado beneficiando como no le ocurría desde hace muchos años del alza del precio de los granos, sin que hasta el momento este ingreso suplementario signifique un alivio en la eficiencia económica. El clima económico en la Argentina parece ser tan caótico y zigzagueante que los mismos especialistas se preguntan que como es posible que los inversores extranjeros desconfíen tanto de un país que parece prometer ganancias que ni Brasil es capaz de proponer. En su blog, el economista Mario Brodersohn compara distintas situaciones históricas y concluye que el país está frente a la oportunidad más “excepcional de la historia Argentina”.

La pregunta de si Argentina va a perderse otra vez esta gran oportunidad parece ser la pregunta de ayer y la de mañana. Ya respuesta sera probablemente SI, se la va a perder mientras la Argentina no reforme sus instituciones, su sistema de partidos, sus sindicatos. El problema no es económico aunque los resultados se cifren en pesos y en desesperación y tristeza.

En Chile las cosas no están tan claras aunque el cimiento de la economía sea extremadamente solido pero no exento de una seria falta, al no vislumbrase un potente despegue de actividades de todo tipo, que salven al país de la peligrosa incertidumbre del mantenimiento o no, de un alto precio del cobre en el largo plazo. Probablemente Chile a pesar de la crisis mantendrá su liderazgo económico en el continente, pero si el jaguar se duerme …

Para algunos esta crisis sera la continuación de la que ya están viviendo. Quien no tenga para terminar el mes, no lamentará no poder comprarse el coche. Pero quien se endeudó para vivir en el futuro, no le quedará más que el dificil descenso al infierno.

Ganarse la vida para perderla.


Hay tipos que se ganan la vida para perderla. Si, se mueren trabajando como pilotos de avion, choferes de bus en América Latina, o paracaidistas, o que se yo y un buen día, se mueren.

Hay otros que se ganan la vida para también perderla, pero así simbólicamente dicho. No es que se mueran, pero si pierden de vivir.

Esto lo vi anoche en un documental en la televisión francesa. Quiere usted perder su vida ?. Trabaje como alto personero en una multinacional, o en la finanza, o en una empresa de cosméticos y sea ambicioso hombre, trate de subir, subir y subir.

Como abrir el cráneo de las personas es cuestionable desde el punto de vista ético, nunca sabremos porque hay gente que se mata trabajando. Lo hacen para hacer prosperar la familia, por ser reconocidos socialmente ( sin tener vida social ). Para dejar una herencia moral a sus hijos, ( la de la ausencia permanente ) y para ofrecer a su mujer todo lo que necesita, menos el calor, la presencia, el sostén moral en los momentos difíciles, el estar ahí para tratar de responder a sus miedos y preguntas. Nada de eso.

Se podrá culpar a las empresas ( y claro que son los principales responsables ), a la sociedad de consumo, a los políticos.

Hace un tiempo Rodrigo Rato declaraba ” No sé qué modelo social se defiende prohibiéndole a la gente hacer más”, en una entrevista el director gerente del FMI, a propósito de la aprobación por el Parlamento Europeo de un límite en 48 horas semanales, que según él situará a Europa “en la dirección contraria a lo que está pasando en el mundo… Sólo tenemos que ir a Asia y ver lo que está sucediendo”.

Karoshi se llama en Japón el síndrome que denota la “muerte súbita por agotamiento laboral”. El número de casos anuales en Japón, donde es fácil observar jornadas de 70-90 horas semanales, varía entre centenares y decenas de miles, y afecta a todas las categorías laborales.

Yo soy de los que piensan que el tiempo esta para gastarlo. Es nuestro unico capital, además de nuestra salud y nuestras emociones. Científicos han encontrado que el cerebro reproduce las experiencias vividas por las ratas cuando los animales se detienen brevemente para descansar.

Quizás esos momentos en los que “miramos las estrellas” pueden ser cruciales para la reproducción de experiencias en nuestros cerebros y aprender de ellas, como experimentos independientes parecen haber demostrado.

Siempre se nos ha dicho que los avances técnicos liberan al hombre de las duras jornadas de trabajo. Siempre se nos ha mentido y se nos seguirá mintiendo. Buena siesta.

Un fantasma recorre el mundo.


economia_solidaria.jpgEscuchando la radio esta mañana de mediados de Marzo, me enteré que nuestra vida de todos los días se encontraría amenazada. Si, nuestra vida de gente normal de trabajadores a cesantes a estudiantes o a incluso jóvenes y niños. La amenaza es proporcional a la estabilidad económica ( o a lo precario de la existencia) de cada uno. Y entonces me dije que tengo yo que temer? Y los otros, mi familia, mis amigos y el resto de desconocidos entre los humanos?. Como esta supuesta amenaza les va a afectar?.

Pero veamos que amenaza.

Simplemente que la economía capitalista o como se dice de manera mas anglosajona “el mercado“, se balancea sobre un precipicio. Sería esta, según Alan Greenspan – ex presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos – la crisis mas dolorosa desde la II Guerra Mundial.

De acuerdo. Pero estos últimos años hemos tenido muchas crisis: la del precio del petróleo, la de subprimes ( se acuerdan cuando en E.E.U.U. los precios de las hipotecas bajaron al rango de basura?) la de los mercados bursátiles y otros cuentos, que nosotros simples ciudadanos no comprendemos mucho, y que sin embargo vivimos de maneras muy palpables, las consecuencias.

Yo me considero una persona de clase media. Tengo un trabajo bastante estable y lo tengo desde hace 20 años. En mi familia tenemos un coche, alquilamos un departamento de 5 piezas, tenemos una hija pequeña, (mis otros hijos son adultos) ,vamos 2 semanas de vacaciones al lugar donde sea mas barato (y esto gracias a los precios de billetes aéreos “bajo costo”), cenamos en un restaurante una vez por mes de promedio, compramos libros discos y revistas, y de vez en cuando invitamos a nuestros amigos a cenar, todo esto tratando de pagar nuestras deudas, porque las tenemos.

 workers.jpg

La crisis, como es imaginada por analistas significaría de partida una gran desconfianza en los mercados. Los bancos no prestarán dinero ni a empresas ni a particulares. Han simplemente olvidado calcular los riesgos financieros.

Quién dice crédito cero dice empobrecimiento del comercio mundial, disminución de importaciones por falta de liquidez. Cierre de empresas, apretón de cintura para otras, lo que significa despido y cesantía, lo que significa baja drástica del consumo.

Y por allí vamos llegando al individuo lambda que nosotros somos. Una masa de consumidores. Consumimos alimentos, energía, diversión, metales, derivados de petróleo, animales, peces, cultura, espectáculos, educación para nuestros hijos, electrodomésticos. De todo esto consumimos, en mayor o menor medida, en proporción a nuestra riqueza relativa o a nuestra precariedad. Pero hay quienes consumen sólo desesperación.

Esta claro que el fantasma se dibuja por ese lado, el del aumento de nuestra precariedad. Ahora si bien esta claro, que quienes como yo han podido tener lo mínimo, van a deber contentarse con lo menos. Y esto en si, no sería tan malo. Ya que esta agua, va al molino de quienes piensan que si el crecimiento disminuye el planeta irá mejor, aunque entiéndase esto sólo en un sentido ecológico.

Que pasa con los otros?. Es decir la inmensa mayoría de gente que vive una vida de sacrificio permanente, para comer, para vestirse, para existir en una sociedad cruel y exigente?. Para una juventud que estudia para cesante o para empleos mal pagados y poco gratificantes?.

Los habitantes de los Estados Unidos tienen una mentalidad muy diferente de los europeos para vivir este tipo de crisis. Para ellos, vivir los ciclos económicos del capitalismo es una fatalidad. Siempre a sido así, y así lo piensan incluso los sindicatos y la oposición. En el país del norte se puede pasar en pocos años, de la bonanza en la familia, a la miseria. Sólo el mercado te ayudará y te salvará, y mientras tanto tienes a Dios. Lo mismo cuando van a la guerra.

Los habitantes de Europa viven en un estado-providencia. El que da subvenciones, y ayuda a los necesitados gracias a una política que dura desde fines de los años40. Las prioridades en Europa están dictadas por el cristianismo y el marxismo. El uno como el otro, rechazan el lucro.

Un pobre en Estados Unidos es acusado de no luchar suficientemente para salir de su situación. Un pobre en Europa es considerado como una víctima del sistema económico. En Europa la ayuda es importante y moviliza ingentes cantidades de fondos públicos, pero Europa es incapaz de evaluar la eficacia de esta ayuda. Liberar fondos para subsidiar es una decisión política, social con arraigambre cultural, cuando de hecho se trata de un acto económico.

Si la amenaza se concretizara de manera radical, este y los próximos años, quizás el núcleo de consumidores empedernidos que somos algunos, habrá recibido una lección de humildad, tan necesaria en nuestros tiempos.