Sobre el autor.

Soy americano del sur. Formo parte de una cultura que se asienta en Europa, aunque se desliza hacia los Estados Unidos estos últimos 40 años. En mi país la influencia del modo de vida de la primera mitad del siglo pasado, es europea. Mis antepasados traen a Chile desde España arte culinario, tertulias, arquitectura y moda. Francia es un país soñado por toda la aristocracia chilena de la época.

Los chilenos crean la leyenda de “Chile: Suiza de américa del sur“. Una literatura germánica me hace soñar con un territorio ideal que estaría situado en la zona de la Baviera del sur alemán, con ciudades medievales, donde sabios artesanos contribuyen a crear la riqueza del modo de vida de las clases burguesas europeas.
Ciudades como Brujas, Salzburgo, Estrasburgo, Amsterdam, me hacen soñar con sus astrónomos, pintores, conventos y catedrales. Quizás la influencia de mis lecturas de adolescencia, donde Herman Hesse juega el primer papel.

El destino hace que sintiéndome profundamente chileno, y habiendo participado activamente en la aventura liberadora del proceso popular chileno, en la época de Salvador Allende y de la Unidad Popular, me encuentro viviendo desde hace mas de 35 años en Europa, en un hermoso y peculiar  país llamado Suiza

19 thoughts on “Sobre el autor.

  1. He leido que estuviste en el Pantanal.
    Me gustaria pudieras darme mas información sobre el guia Julihno.

    gracias,

    Xavier

    • Hola , llevo tres dias intentando entrar en la web de papyro pero no puedo. ¿Está cerrada? ¿hay alternativa? gracias

  2. “El destino hace que sintiéndome profundamente chileno, y habiendo participado activamente en la aventura liberadora del proceso popular chileno, en la época de Salvador Allende y de la Unidad Popular, me encuentro viviendo desde hace mas de 30 años en Europa.”
    Y sí, Hugo, es lo que me más me intriga…Eso del destino. Entiendo la historia personal, lo que nos forma y nos hace quienes somos. Chile forma parte de Latinoamerica, la que necesita de los que alguna vez pensaban y deseaban una gran transformación, en todos los aspectos: ¿Qué pasó? (Es una gran duda cuya respuesta ansiaría de muchos argentinos también). ¿Por qué no volver?

  3. Viviana:

    Durante algunos años mantuve la ilusión de que podría profesionalmente servir “en” mi país, por ne decir algo mas pretencioso como servir “a” mi país. Fué esto al final de mis estudios y en medio de la dictadura de Pinochet, en el exilio.

    Mi participación en la política desde el exilio como mi participación en la política antes de la dictadura, se inscriben en lo que yo llamaría la actitud del “conscripto de la democracia”. Me explico.

    Todo ciudadano ( pero para esto debemos ya sentirnos ciudadanos) tendría la responsabilidad de abandonar “provisoriamente” su ámbito personal o una parte de él para dedicarlo a luchar cuando la democracia este en peligro.

    No sólo para defender las injusticias (esto sería ya de por si una ocupación de por vida) sino para impedir que la base de la pirámide social sufra menoscabo, contra el totalitarismo.

    O mas fácilmente explicado yo intervine en política como los bomberos intervienen en los incendios. Sólo que yo me propuse inconscientemente de hacerlo nada más que cuando toda la ciudad estuviera en peligro de arder.

    Y aquí vengo, a tratar de responder porque no volver del exilio a Chile. Que pasó.

    La sociedad en que vivimos con todos sus estamentos es como la macroeconomía ( así la veo yo). Es decir el mundo de lo infinitamente grande y visible.

    La persona y todo lo que la rodea: las emociones, las relaciones, los desvelos, los desencuentros y los encuentros, lo imaginario, lo espiritual, la vida como erotismo supremo es como el mundo de los átomos. Insignificante para el macromundo pero tan significante, por lo infinitamente pequeño de nuestra existencia.

    La sociedad como ente, no se interesa en la vida de cada atomo ni de cada ser. Solo tú debes preocuparte de tus neutrones, neutrinos, bacterias y enzimas.

    Hay quienes pueden pensar que cuando le dices buenos días a la muerte parecerá pequeño y egoísta decirle mira, yo me ocupé de comprender la vida, de soñar, de saber y de amar. Esto suena mezquino.

    Preferirán decirle yo quise cambiar un poco el mundo, luchar por los derechos sociales, jugármelas en cada instante para que todos vivamos mejor.

    Me tocó en una oportunidad en un lecho de hospital de hablarle a la muerte y le dije: te dejo a mis hijos, a mis seres queridos, llévatelos lo mas tarde posible.

    Quiero decir que he vivido para reproducir y amar?. No lo sé y creo que no lo sabré jamás.

    Entonces y perdona lo largo y quizás enredado de la respuesta a Por que no volver? Nos debemos a Latinoamérica, a Macondo, a nuestro partido o a nuestro pasaporte? A quién nos debemos?.

    Yo creo deberme a mi infancia, a mi memoria y al amor. Y eso es portátil, se puede llevar consigo a todas partes. Y ademas con una cierta edad nos damos cuenta que las utopías son necesarias para cambiar incesantemente el mundo, pero también que en lo esencial el mundo y el hombre no ha cambiado tanto en los últimos 2000 años. Hambre, poder, gloria, guerras y amores son los mismos.

    Un abrazo

  4. Sé que es díficil ,y no, no suena ni largo ni enredado. Me pregunto entonces: ¿Qué significaría ser o sentirse ciudadano?.¿Cómo es sentirse ciudadano, siendo latinoamericano en Suiza? Luego: ¿Por qué no vivir atómicamente,como ser minúsculo , como un grano de la arena en posición de la que dependen los otros?
    Gracias por tu respuesta Hugo.
    Un abrazo para vos.

  5. Hola Hugo,
    me esta siendo muy útil tu blog.
    Actualmente estoy pensando en marcharme 1 año fuera y a pesar de que todo está en el aire, la idea es fuerte.
    El dónde es una incognita, pero confío en resolverlo e ir avanzando.
    Brasil, por su carácter alegre y por el hecho de conocer un nuevo idioma me tira. Especialmente los lugares naturales y auténticos, sé que aún los sigue habiendo (a aquel que le interese este tipo de lugares, Nueva Zelanda es una buena opción).
    Lo que me echa hacia atrás es la inseguridad y por tus relatos… veo que no son solo rumores o puntos focalizados en Brasil.
    Veo que hablas con especial cariño de Pantanal y por las imágenes me gusta, lo recomiendas como para vivir un año?
    Para ganarme la vida daría clases de español o serviría copas, aunque lo que voy a tratar de hacer es trabajar en Cooperación Internacional.
    Hugo, independientemente de Brasil, de los sitios a los que has ido, me podrías decir cúal es tu recomendación para vivir un año en un lugar “auténtico” y natural?
    Yo no he estado frente a la muerte, como comentas en tu introducción al blog, ni he conformado mi familia, ni he tenido una experiencia que me haya marcado lo suficiente como para cambiar el rumbo a mi vida. Mi situación es la de una chica de 28 años que siente que la vida es mucho más que sobrevivir, que tiene la inmensa fortuna de que la vida le ha regalado salud, familia, estudios, trabajo… y que sin embargo siente que hay algo más que recibir y aún no sabe qué ofrecer más que el cariño hacia quienes la rodean (y sé que hay más).
    No sé que pretendo descubrir o si incluso solo pretendo descubrirme a mi misma, pero la rutina, el hecho de vivir en una realidad cotidiana no me permite pensar o vivir al 100%.
    Confío que este relato, sea de utilidad para que conociendo un poco quien te escribe, me des una ligera recomendación.
    Un saludo.

  6. Hola Hugo, vi que te agregaste a mi blog como seguidor. Es un honor; he visto tu blog y de verdad que me ha gustado mucho.
    Por cierto, compartimos la pasión por Hermann Hesse.
    Un gran saludo desde Argentina!

  7. Estimado,recordado y siempre amigo de mi infancia, adolescencia y juventud HUGO ORELL ¿eres tú? el que vivía en Santiago, en el barrio de Lord Cochrane con Diez de Julio, si eres el mismo, que alegria poder haberte encontrado, soy GERARDO CORREA DELÓN, la última vez que nos vimos fue hace 38 años el 06 de Enero de 1973, el día de mi matrimonio, estoy muy emocionado.Para contacto solo tengo mi email, no tengo nada más. Espero con mucha fe tu respuesta.
    Un ABRAZO FUERTE desde Rancagua VI región Chile.
    Gerardo

  8. Hola Hugo
    Acabo de descubrir tu blog, buscando cosillas relacionadas con viajes y sobre todo con lugares y estancias y quizás vivencias más personalizadas relacionadas con los sitios que vivimos o sólo vemos y visitamos. Mi gran sorpresa ha sido encontrar a alguien con quien seguramente tengo más de una experiencia similar (nací en Argentina, también participé “activamente en la aventura liberadora del proceso argentino”, en este caso y como consecuencia de ello llevo viviendo en Europa más de 30 años) Lo que más me ha gustado y con lo que me siento muy identificada es con aquello que describes en tu respuesta a Viviana del 16 de septiembre del 2008. Has descripto fenomenalmente esas sensaciones complejas y me he sentido expresada muy especialmente con aquello de deberme a mi infancia, mi memoria y al amor y que ésto pueda llevarse con uno a todas partes.
    Gracias
    Susana

    • Susana, me alegra tu paso por el blog (que tengo un poco dejado de lado), pero sobre todo que tengamos tu y yo una percepción afin sobre lo que representa esa dualidad que llevamos dentro. Deben haber otras personas mas sintiendo cosas cercanas. Nuestros países son como un jardín secreto en el que cada uno le da riego a su manera, y lo visita con cariño aunque sea en sueños. Gracias por tus palabras. Un abrazo grandote.
      Hugo

  9. Orell, alguna vez en Rumanía trabajaste conmigo haciendo tus trabajos para la escuela de cine de este país. Hoy tengo 52 años y nunca me olvidé de ese trabajo del cual no tengo lo que es una pequeña copia. Me gustaba lo que hacias. Mi pregunta es la siguiente. Tienes algo de ese material filmado como para hacerme llegar una copia?
    Mi nombre es Gustavo Carrasco hijo de Marlén Zapata.
    Gracias de antemano,
    Gustavo.

  10. Como siento el cierre de Papyres.!
    Gracias a todos por el trabajo realizado. Y gracias al sr. Hugo, que
    Tiene un blok muy interesante e instructivo

    • Gracias por tu comentario. Todos lamentamos el fin de aquella hermosa aventura que fue Papyre. Quedemonos con el placer de los libros leídos. Me alegro que mi blog te halla sido útil. Hugo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s