Una escapada a Soleure.


Me encuentro en estos momentos de paso en una ciudad pintoresca del norte de Suiza. Ciudad pintoresca en este país es una verdad de perogrullo. Todo, o casi todo es pintoresco en este país. Es su virtud, aunque esta virtud simplifica  y reduce bastante la imagen del país real.La ciudad se llama Solothurn o Soleure en frances y queda mas cerca de Basilea que de Ginebra.

Conocida sobre todo por su festival de cine, pero también por ser una rareza católica en un entorno protestante, y esto, desde hace siglos. Nada me trajo hoy aquí que no halla sido el azar de tomar un tren sin saber adonde iba y bajandome allí donde menos lo había pensado. El centro esta bastante animado hoy martes aunque el día esta algo frío y los turistas sean escasos en esta temporada.Tomé algunas fotos con el mi telefono y entré e almorzar en un restaurant de la Friedhofplatz.

Mis oídos degustan en este momento el acento suizo-alemán  de esta parte del país, aunque no sea yo capaz de diferenciar el acento de Zurich del de Basilea, sencillamente porque los dos me son tan familiares como el bantú. He resistido a la tentación de grabar las voces de mis vecinos de mesa por respeto a su privacidad.

Se imaginaran la escena.Es una sucesión de consonantes entrecortadas de pocas vocales lo que aterra la sensibilidad de mis amigos suizos de Ginebra donde se habla el francés. Ahora me toca ir a tomar el tren que me llevara en dos horas de regreso en Ginebra y continuaré avanzando en la apasionante lectura de mi novela del momento, la cual he estado comentando en otro post,  “Pais de sombras” de Peter Matthiessen.

Espero en fin de haber compartido con ustedes estas rápidas impresiones. He evitado decir que rara vez me he deleitado con alguna especialidad gastronómica de por estos lares, siendo mas sensible a la cocina del sur de Europa que a la del norte.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Perdón por haber robado unos minutos de vuestro tiempo. Hasta la vista.

This entry was posted in aventura, suiza, urbana by Hugo Orell. Bookmark the permalink.

About Hugo Orell

Soy americano del sur. Formo parte de una cultura que se asienta en Europa, aunque se desliza hacia los Estados Unidos estos últimos 40 años. En mi país la influencia del modo de vida de la primera mitad del siglo pasado, es europea. Mis antepasados traen a Chile desde España arte culinario, tertulias, arquitectura y moda. Francia es un país soñado por toda la aristocracia chilena de la época. Los chilenos crean la leyenda de “Chile: Suiza de américa del sur“. Una literatura germánica me hace soñar con un territorio ideal que estaría situado en la zona de la Baviera del sur alemán, con ciudades medievales, donde sabios artesanos contribuyen a crear la riqueza del modo de vida de las clases burguesas europeas. Ciudades como Brujas, Salzburgo, Estrasburgo, Amsterdam, me hacen soñar con sus astrónomos, pintores, conventos y catedrales. Quizás la influencia de mis lecturas de adolescencia, donde Herman Hesse juega el primer papel. El destino hace que sintiéndome profundamente chileno, y habiendo participado activamente en la aventura liberadora del proceso popular chileno, en la época de Salvador Allende y de la Unidad Popular, me encuentro viviendo desde hace mas de 30 años en Europa.

One thought on “Una escapada a Soleure.

  1. Pingback: Tweets that mention Una escapada a Soleure. « El blog de Hugo Orell -- Topsy.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s