País de sombras, de Peter Matthiessen. Lectura


Hay momentos, así como este. Quisieras hacer mil cosas y ves que el tiempo pasa inexorablemente, sin llevar a cabo todo lo que has querido hacer en un momento dado. Entonces tratas de re-organizarte y al menos tratar de terminar algo.
Si pudieras hacer una lista de tus ideas, te darías cuenta que aquello que te habías propuesto es, como empujado hacia adelante por otra idea, otro pensamiento, otro hecho.

Luego, como una manera de que todas estas cosas confusas se vayan encarrilando en una sucesión coherente, las pones por escrito para recordarlas. Es que lo que hago ahora mientras escribo estas lineas.

Mi lecturas, ya sean libros, artículos de periódicos o uno que otro blog me tienen como un barquito de papel navegando en un mar desatado. Como este ultimo periodo he estado leyendo de manera mucho mas continua que antes, voy a tratar de ir creando algunas notas con lo que leo.

En estos momentos he comenzado la lectura de un autor hasta ahora desconocido para mi. Se trata de Peter Matthiessen. Un autor consagrado y que forma parte en vida, del panteón de los mas grandes escritores estadounidenses de la segunda mitad del siglo XX. El libro se llama “País de sombras” (Shadow Country), en la versión publicada en 2010 por Seix Barral.

“País de sombras” narra la vida de pioneros y fugitivos, vagabundos y desertores de la Guerra entre estados por allá en los comienzos del siglo XX, en el Estado de La Florida.
El “señor Watson” como le llaman con mucho respeto y temor el abigarrado conjunto de personajes que dan vida a esta increíble aventura, trae un pasado feroz en su morral. En todo caso es lo que se cuenta. La verdad de la leyenda de E. J. Watson la iremos conociendo a lo largo de las 1132 paginas de la novela.

Puedo decir desde ya que durante las 150 paginas que llevo leyendo, no hay nada a mi parecer que sobre, ni una frase, ni un parágrafo. Todo es claro, limpio y justo. No soy amigo de las interminables descripciones de ambiente, paisaje, etc. La naturaleza, y sobre todo la fauna de esta hostil región de la Florida recibe ya el embiste de la depredación que viene de la mano del hombre. Miles de caimanes son masacrados por el comercio de sus pieles así como otros miles de pájaros son abatidos por los cazadores de plumas.

Los diferentes capítulos de lo que he estado leyendo son en el fondo, las “voces” de los personajes que van narrando la historia y sus peripecias desde su propia perspectiva, con los consiguientes retornos en la linea del tiempo, sin que por un solo segundo nos consideremos perdidos.

El escenario de esta saga se desarrolla en diferentes cayos de las Everglades, 50 años después de terminadas las guerras entre el naciente estado norteamericano y los Semínolas: un pueblo heterogéneo de indios provenientes de diferentes tribus, como los Calusas, los Creek y los Mikasuki, quienes habían estado asentandose en el sur de La Florida, obligados por el gobierno.

Termino diciendo que Peter Matthiessen, tiene hoy 84 años, que vive en Nueva York y que su trabajo es conocido por su meticulosidad en el estudio de los indígenas de Norteamérica.

This entry was posted in extractos, libros and tagged by Hugo Orell. Bookmark the permalink.

About Hugo Orell

Soy americano del sur. Formo parte de una cultura que se asienta en Europa, aunque se desliza hacia los Estados Unidos estos últimos 40 años. En mi país la influencia del modo de vida de la primera mitad del siglo pasado, es europea. Mis antepasados traen a Chile desde España arte culinario, tertulias, arquitectura y moda. Francia es un país soñado por toda la aristocracia chilena de la época. Los chilenos crean la leyenda de “Chile: Suiza de américa del sur“. Una literatura germánica me hace soñar con un territorio ideal que estaría situado en la zona de la Baviera del sur alemán, con ciudades medievales, donde sabios artesanos contribuyen a crear la riqueza del modo de vida de las clases burguesas europeas. Ciudades como Brujas, Salzburgo, Estrasburgo, Amsterdam, me hacen soñar con sus astrónomos, pintores, conventos y catedrales. Quizás la influencia de mis lecturas de adolescencia, donde Herman Hesse juega el primer papel. El destino hace que sintiéndome profundamente chileno, y habiendo participado activamente en la aventura liberadora del proceso popular chileno, en la época de Salvador Allende y de la Unidad Popular, me encuentro viviendo desde hace mas de 30 años en Europa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s