El mundial se ha ido


Con la victoria de España en el mundial, el planeta ha vuelto a ser lo que ya era. Todo, menos esa fiesta que para muchos duró poco, y para muy pocos duró tanto, como un dulce sueño del que no se desea despertar. Zapatero aquí en España ha pronunciado su discurso a la nación sin poder no recordar a lo españoles que vienen momentos difíciles, que la crisis no se ha ido aunque el mundial si.

Nuestras vacaciones continúan y los días se repiten con esa agradable monotonía de hacer pequeñas actividades en un ambiente poco usual.

Desayunar a las 9 frente al mar, con una maravillosa luz  matinal que da ese tono turquesa al fondo marino.
Tomar un libro y no dejarlo hasta la hora del aperitivo, habiendo leído ya los titulares del día. Admirar el balanceo de los veleros anclados en el puerto casi bajo nuestro balcón.

Caminar después de la siesta hasta el faro y a 100 metros sobre el nivel del mar ver la espléndida puesta del sol exactamente a las 21H16, para regresar caminando en medio del maquis, donde truena el canto de los grillos y terminando con los reflejos de las luminarias de puerto en medio de las embarcaciones.

paisaje

Puesta de sol en Puerto Soller

Puesta de sol en Puerto Soller, Mallorca

Puesta de sol en Puerto Soller, Mallorca

Puesta de sol en Puerto Soller, Mallorca

Así va concluyendo el día. La noche es otra cosa, y volviendo al balcón con una copa de rosado fresco comienzo a escuchar aires de Diana Krall como ” Cry me a river”.

Y porque no salir a probar unos calamares a la plancha, sobre un lecho de tumbet ( la ratatouille mallorquina)? No faltan los buenos restaurantes en el lugar.

Buen provecho!

Anuncios
This entry was posted in españa, Mallorca, viajes by Hugo Orell. Bookmark the permalink.

About Hugo Orell

Soy americano del sur. Formo parte de una cultura que se asienta en Europa, aunque se desliza hacia los Estados Unidos estos últimos 45 años. En mi país la influencia del modo de vida de la primera mitad del siglo pasado, es europea. Mis antepasados traen a Chile desde España arte culinario, tertulias, arquitectura y moda. Francia es un país soñado por toda la aristocracia chilena de la época. Los chilenos crean la leyenda de “Chile: Suiza de américa del sur“. Una literatura germánica me hace soñar con un territorio ideal que estaría situado en la zona de la Baviera del sur alemán, con ciudades medievales, donde sabios artesanos contribuyen a crear la riqueza del modo de vida de las clases burguesas europeas. Ciudades como Brujas, Salzburgo, Estrasburgo, Amsterdam, me hacen soñar con sus astrónomos, pintores, conventos y catedrales. Quizás la influencia de mis lecturas de adolescencia, donde Herman Hesse juega el primer papel. El destino hace que sintiéndome profundamente chileno, y habiendo participado activamente en la aventura liberadora del proceso popular chileno, en la época de Salvador Allende y de la Unidad Popular, me encuentro viviendo desde hace mas de 35 años en Suiza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s