Vacaciones de Julio, Puerto Soller. Baleares


Si este año hemos venido nuevamente a Mallorca de vacaciones es porque nos gusta mucho venir.

Claro, el mundo es ancho y ajeno y mientras menos ajeno me sea, mejor será para mi. Creo que la próxima vez habrá que cambiar de rumbo.

Yo mismo me voy sintiendo menos ajeno cada vez, y el camino se me hace esta vez infinitamente mas largo.

Si creo a la canción de Serrat que “el camino se hace al andar” mi desafío será, mas deshacerlo que hacerlo.

Probablemente no sea la mejor estación para venir. Ayer tuvimos el día mas caliente de la temporada debido a una humedad del aire de un 90%.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El calor esta también en el aire debido al fútbol. España sacó a Alemania en el camino de ganar el mundial. Este domingo es la final y será terrible lo que vivirá España. Para bien o para mal. Dos países que han dado tanto al fútbol y recibido tan poco.

Estuvimos paseando. Soller es como la capital de esta región de la Sierra Tramuntana. Una región vuelta hacia el mar, mas que hacia la propia isla de Mallorca.

Soller tiene ese encanto de ser española y gozar de la influencia catalana, francesa, árabe e incluso inglesa. Siendo sobre todo mediterránea, por sus cultivos, tradiciones, arquitectura y vida local.

Deben haber pocos habitantes de las Islas Baleares que no tenga parentela en América del Sur, o en Francia. Dos grandes emigraciones se produjeron el siglo pasado. En 1913 y en los años de la Guerra Civil.

Nuestro vecinos aqui en el puerto son franceses y mallorquinos. Hablan francés, mallorquí y castellano. Se sienten de aquí, como de allá. Son sonrientes, conversadores y hospitalarios. Me explica Crystelle que por ser también franceses, son ellos  mas afables y extrovertidos que la gente del pueblo de Soller a quienes un túnel construido hace pocos años acercó a Palma de Mallorca, estando separados antes por las montañas de la sierra. Julián,el esposo de Crystelle tiene la piel bronceada como su mujer y sus dos hijos.

Ambos trabajan y además alquilan a turistas su agradable departamento de 85 mts cuadrados que alquilan a la semana por 800€ en verano y esta bien situado, en primera línea de mar.

El turismo aquí en Puerto Soller, distante de tres kilometros del pueblo de Soller, parece haberle despojado de su alma de pueblo (o de puerto). Los innumerables restaurantes y hoteles afichan en alemán. Se escucha algo de francés pero lo que domina es el alemán. Pero esto no quiere decir que falten los jóvenes españoles. No dejamos de escucharles sobre todo en fechas de partidos del mundial.

Hay poco que hacer cuando no se tiene un medio de locomoción. Hay muchos senderos que recorrer en la montaña. El mar siempre esta cerca y basta encontrar una bajada secreta para llegar a una playa escondida de quienes circulan en coche por la  corniza.

Estas tierras son muy ricas en cítricos, y en verano se consiguen las naranjas navelates. Soller abastece con sus naranjas el sur de Francia.

This entry was posted in españa, viajes by Hugo Orell. Bookmark the permalink.

About Hugo Orell

Soy americano del sur. Formo parte de una cultura que se asienta en Europa, aunque se desliza hacia los Estados Unidos estos últimos 40 años. En mi país la influencia del modo de vida de la primera mitad del siglo pasado, es europea. Mis antepasados traen a Chile desde España arte culinario, tertulias, arquitectura y moda. Francia es un país soñado por toda la aristocracia chilena de la época. Los chilenos crean la leyenda de “Chile: Suiza de américa del sur“. Una literatura germánica me hace soñar con un territorio ideal que estaría situado en la zona de la Baviera del sur alemán, con ciudades medievales, donde sabios artesanos contribuyen a crear la riqueza del modo de vida de las clases burguesas europeas. Ciudades como Brujas, Salzburgo, Estrasburgo, Amsterdam, me hacen soñar con sus astrónomos, pintores, conventos y catedrales. Quizás la influencia de mis lecturas de adolescencia, donde Herman Hesse juega el primer papel. El destino hace que sintiéndome profundamente chileno, y habiendo participado activamente en la aventura liberadora del proceso popular chileno, en la época de Salvador Allende y de la Unidad Popular, me encuentro viviendo desde hace mas de 30 años en Europa.

One thought on “Vacaciones de Julio, Puerto Soller. Baleares

  1. Hola papi,

    tus fotos estas lindas, dan muchas ganas de estar por allà. Aqui el calor esta igual, pero falta el mar y las vacaciones de verano.
    Tienes razon cuando dices que a veces hay que saber cambiar el rumbo aunque nos guste un lugar. Todavia te quedan varios años para seguir descubriendo nuevos lugares. Atrévense!

    A mi tambien me gustaria estar tranquila en la playa pero vamos a China y estoy segura que tambien va a ser increible!
    Besitos a los 3 y ojala podamos viajar juntos una vez!

    Caro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s