Besos de una noche


Con un pulóver ceñido y el pelo embadurnado de gel, ofrece su cuerpo por sólo veinte pesos convertibles una noche. Él muestra ese rostro de pómulos salientes y ojos achinados que son tan comunes entre quienes vienen del oriente del país. Mueve todo el tiempo los brazos, con una mezcla de lascivia e inocencia que produce por momentos lástima, por otros, deseo. Forma parte del vasto grupo de cubanos que se gana la vida con el sudor de su pelvis, que mercadea su sexo ante extranjeros y nacionales. Una industria del amor rápido, de las caricias breves, que en esta Isla ha crecido considerablemente en los últimos veinte años.
Continua el articulo en:
Besos de una noche.

Anuncios
This entry was posted in america latina, cuba, sociedad, viajes and tagged by Hugo Orell. Bookmark the permalink.

About Hugo Orell

Soy americano del sur. Formo parte de una cultura que se asienta en Europa, aunque se desliza hacia los Estados Unidos estos últimos 45 años. En mi país la influencia del modo de vida de la primera mitad del siglo pasado, es europea. Mis antepasados traen a Chile desde España arte culinario, tertulias, arquitectura y moda. Francia es un país soñado por toda la aristocracia chilena de la época. Los chilenos crean la leyenda de “Chile: Suiza de américa del sur“. Una literatura germánica me hace soñar con un territorio ideal que estaría situado en la zona de la Baviera del sur alemán, con ciudades medievales, donde sabios artesanos contribuyen a crear la riqueza del modo de vida de las clases burguesas europeas. Ciudades como Brujas, Salzburgo, Estrasburgo, Amsterdam, me hacen soñar con sus astrónomos, pintores, conventos y catedrales. Quizás la influencia de mis lecturas de adolescencia, donde Herman Hesse juega el primer papel. El destino hace que sintiéndome profundamente chileno, y habiendo participado activamente en la aventura liberadora del proceso popular chileno, en la época de Salvador Allende y de la Unidad Popular, me encuentro viviendo desde hace mas de 35 años en Suiza.

One thought on “Besos de una noche

  1. Como cubana tengo mucho dolor por esta jeneracion de cubanos inocente, una vez mas victimas del odio y la envidia de unos dictadores, asesinos que prometieron dejar a cuba en senisas, y estan consiguiendo algo peor que esto, denigrar un pueblo heroico, que ebjendro herues como Maceo, Marti, Maximo Gómez, Mariana Grajales que dio a sus hijos por la libertad de su patria, miles de hombres y mujeres del pasado, hombres de hoy como Orlando Zapata, Guillermo Fariñas, Oscar Elías Bicet, Derbi Ferrer, Javier Fernández, Franklin Peregrin, Favio Prieto etc. Valientes mujeres como Yoani Sánchez, las heroicas damas de blanco, la Sra. Tamayo una de ellas, tantas mujeres que luchan dentro y fura de cuba por su libertad, madres que han perdido a sus hijos, fusilados por los dictadores asesinos, hasta cuando tendrá que sufrir cuba la deshonra de estos dictadores asesinos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s