Un hombre linchado hasta la muerte.


Leyendo el diario La Tercera de Chile (es como llamamos a un periódico los chilenos) encontre que se señalaba la muerte de un hombre a manos de un grupo de vecinos,( no recuerdo en que lugar y ademas poco importa ), por haber dicho palabras obscenas y haber realizado gestos obscenos frente a un niño.

Cínicamente podría decir que no me extraña esta actitud. He escuchado a tanta gente sensata, decir que si tuvieran en sus manos el violador de su hija no dudarian en matarlo con sus propios puños.

Probablemente quizás  yo tuviera la misma primera reacción . Pero mi pregunta es: si en una hipotetica sociedad, donde se respete y se hiciera respetar la ley, donde hubiera beneplácito hacia los gobernantes y las instituciones esto sucederia igual que en nuestra joven sociedad chilena.

Digo joven sociedad chilena, porque viviendo desde hace mas de 20 anos en Suiza, tengo mis dudas que el mismo intento de linchamiento en este pais (probable por parte de algunos), hubiese tenido un desenlace mortal. Si no hubiese la cordura, primado frente a la ceguera de los impulsos de venganza y de indignación, y se hubiese entregado al criminal social a las autoridades.

De que depende que los hombres hagan justicia por sus propias manos en circunstancias limites?. No se trata aquí de comparar lo que hubiese pasado en la selva de Borneo, ni como los griegos hace 2000 años, hubiesen actuado. La pregunta es valida en nuestra sociedad de aquí de ahora, aquella de los derechos humanos. Alguien tiene una respuesta?.

This entry was posted in absurdo, chile, derechos humanos, insólito, sociedad and tagged , by Hugo Orell. Bookmark the permalink.

About Hugo Orell

Soy americano del sur. Formo parte de una cultura que se asienta en Europa, aunque se desliza hacia los Estados Unidos estos últimos 40 años. En mi país la influencia del modo de vida de la primera mitad del siglo pasado, es europea. Mis antepasados traen a Chile desde España arte culinario, tertulias, arquitectura y moda. Francia es un país soñado por toda la aristocracia chilena de la época. Los chilenos crean la leyenda de “Chile: Suiza de américa del sur“. Una literatura germánica me hace soñar con un territorio ideal que estaría situado en la zona de la Baviera del sur alemán, con ciudades medievales, donde sabios artesanos contribuyen a crear la riqueza del modo de vida de las clases burguesas europeas. Ciudades como Brujas, Salzburgo, Estrasburgo, Amsterdam, me hacen soñar con sus astrónomos, pintores, conventos y catedrales. Quizás la influencia de mis lecturas de adolescencia, donde Herman Hesse juega el primer papel. El destino hace que sintiéndome profundamente chileno, y habiendo participado activamente en la aventura liberadora del proceso popular chileno, en la época de Salvador Allende y de la Unidad Popular, me encuentro viviendo desde hace mas de 30 años en Europa.

One thought on “Un hombre linchado hasta la muerte.

  1. Quiero felicitarte por tu lindo blog se que es muy leído y quiero compartir esta linda oración para todo el que quiera seguirla, que dios te siga ayudando besos mirtha

    Señor, yo quiero decir GRACIAS, porque esta mañana, me desperté y supe donde estaban mis hijos. Porque esta mañana, mi casa estaba de pie; porque esta mañana, yo no estaba llorando porque mi esposo, mi niño, mi hermano o mi hermana necesitan ser arrancados de debajo de un montón de hormigón; porque esta mañana, yo pude beber un vaso de agua, porque esta mañana yo pude encender la luz, porque esta mañana yo pude tomar una ducha, porque yo no estaba planeando un entierro, pero sobre todo, yo te agradezco porque esta mañana todavía tengo vida y una voz para clamar y orar por las personas de Haití. Señor yo clamo a Tí, el que hace de lo imposible, posible; el que vuelve la oscuridad en luz; yo pido que Tú des a esas madres, fortaleza; que les des paz que supera toda lo incomprendido; que puedas abrir las calles, para que las ayudas lleguen; que concedas toda tu fuerza y tu gracia a esas personas que recorren Haití para brindar ayuda, en Tu Nombre; que proveas abundantemente de doctores, enfermeras, comida, agua y todo lo que ellos, nuestros hermanos Haitianos necesitan. ¡Para todos aquéllos que han perdido a sus familiares, dales paz, esperanza y valor para continuar viviendo!. Proteje a los niños y cúbrelos con Tú poder.
    ¡Yo oro y te pido todo esto, en el NOMBRE DE JESUS! AMEN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s