Democracia “made in” Suiza.


Bastante gente tiene en la mente una serie de clichés sobre lo que es Suiza. Sobre el funcionamiento y el ejercicio de la democracia.

Algunos dicen incluso que sería la cuna de la democracia o fantasías por el estilo. Hay un libro particularmente rico en clichés : “Ginebra” de Rosa Regas. Esta escrito con cariño pero contiene una impresionante cantidad de inexactitudes de los tiempos en que trabajaba en forma periódica en Ginebra como traductora para Naciones Unidas. Ella dice “Sé que esta añoranza es más literaria que real, más por contraste con la atribulada vida que llevamos en España que por encontrarle tanto placer a la de Ginebra”.

Pero en fin, los clichés esta allí.

Para mejor comprender este maravillosos país reproduzco una serie de artículos sobre Suiza bajo la etiqueta “suiza” (véase lista de etiquetas del blog). Reproduzco en este post con algunos recortes, el funcionamiento en sus grandes lineas de algunas instituciones, para mejor digerir el asunto.

Vox populis.

Cuando se trata de tomar decisiones importantes, el pueblo suizo tiene siempre la última palabra. El sistema político puede ser descrito como una democracia semidirecta.

Cada año los ciudadanos suizos reciben varios correos de la Confederación, de sus cantones y de sus ayuntamientos. De este modo son invitados a expresar su opinión sobre los temas más dispares.

A diferencia de lo que ocurre en la mayor parte de las democracias representativas, el pueblo es convocado a las urnas con mucha mayor regularidad. Los ciudadanos suizos se pronuncian, en calidad de última instancia política, sobre temas tanto específicos como sectoriales.

Con un mínimo de 100.000 firmas, los ciudadanos pueden solicitar la modificación de artículos aislados de la Constitución o la revisión completa de la ley fundamental del Estado.

Suiza en el centro de Europa.
Suiza en el centro de Europa.

Referendo

Otro importante instrumento de que disponen los ciudadanos en la democracia directa es el referéndum, que les permite tomar parte activa en los procesos legislativos. La existencia de este instrumento implica la amenaza constante de bloqueo popular de una decisión parlamentaria. Por tanto, los diputados deben, en el proceso de elaboración de una ley, integrar la opinión de aquellos grupos que disponen de los medios para lanzar un referéndum.

Hasta 1971 la Suiza federal era una democracia exclusivamente masculina. Hubo que esperar hasta 1971 para que las mujeres obtuvieran los mismos derechos a nivel federal. La Confederación Helvética ha sido uno de los últimos países europeos en dar este paso.

Así pues, en los primeros 120 años de existencia del Estado federal una gran parte de la población no tenía siquiera el derecho de pronunciarse políticamente. Hoy, a pesar del sufragio universal, sólo uno de cada dos ciudadanos ejerce su derecho a voto.

Anuncios
This entry was posted in suiza and tagged by Hugo Orell. Bookmark the permalink.

About Hugo Orell

Soy americano del sur. Formo parte de una cultura que se asienta en Europa, aunque se desliza hacia los Estados Unidos estos últimos 45 años. En mi país la influencia del modo de vida de la primera mitad del siglo pasado, es europea. Mis antepasados traen a Chile desde España arte culinario, tertulias, arquitectura y moda. Francia es un país soñado por toda la aristocracia chilena de la época. Los chilenos crean la leyenda de “Chile: Suiza de américa del sur“. Una literatura germánica me hace soñar con un territorio ideal que estaría situado en la zona de la Baviera del sur alemán, con ciudades medievales, donde sabios artesanos contribuyen a crear la riqueza del modo de vida de las clases burguesas europeas. Ciudades como Brujas, Salzburgo, Estrasburgo, Amsterdam, me hacen soñar con sus astrónomos, pintores, conventos y catedrales. Quizás la influencia de mis lecturas de adolescencia, donde Herman Hesse juega el primer papel. El destino hace que sintiéndome profundamente chileno, y habiendo participado activamente en la aventura liberadora del proceso popular chileno, en la época de Salvador Allende y de la Unidad Popular, me encuentro viviendo desde hace mas de 35 años en Suiza.

One thought on “Democracia “made in” Suiza.

  1. Antonio Orell
    Maria Sanche Adrovell Tus visabuelos

    Jerónomo Orell Sanchez -Tu Abuelo
    Miguel Orell Sanchez -Hermano de tu abuelo -padre de Victoria Orell Ortiz mi madre,por lo tanto somos primos en segudo grado, no tengo el gusto de conocerte pero mi hermana ( nelly ) me ha comentado de tu familia que vivian en la calle Toromazote de Santiago .

    Tefelicito por ese talento que tienes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s