SlowUp en Ginebra.


Las noticias del fin de semana (para un fin de semana veraniego) son variadas. Espeluznantes cuando se trata del asesinato de un niño de 11 años en Francia después de haber recibido 40 cuchillazos y del cual sus asesinos acaban de ser culpados gracias a sus propias huellas de ADN encontradas en la ropa de la victima.

Tristes cuando se trata de la muerte de un gran escritor y Premio Nobel de literatura: Alexandr Solzhenitsin.

Placidas cuando la ciudad de Ginebra, sí la ciudad donde vivo se prepara a comenzar la fiesta nacional. Sin tambores ni marchas patrióticas lo que seria muy de otros tiempos en este país, sino y entre otros actos simbólicos con la celebración del dia de lo que se llama la “movilidad suave”.

Hay quienes proponen que para abaratar los costos de combustible se deberá viajar en aviones gigantes como es el caso del reciente Airbus A380 con su capacidad para 550 asientos. Hay quienes como esta vez en Ginebra, optan por una verdadera y realista actitud. La bicicleta eléctrica, revolución urbana que por su precio todavía excesivo, podría convertirse en una realidad a corto plazo gracias a una compra mas masiva. Sabiéndose que la mayoría de los coches transportan un pasajero en la ciudad, la pregunta se impone por si sola. Es indispensable  el coche para los trayectos cortos?.

Bicicleta eléctrica. Nueva revolución urbana?.

Bicicleta eléctrica. Nueva revolución urbana?.

Actualmente una de estas bicicletas cuesta en Suiza alrededor de 3000 dolares, lo que la hace demasiado cara para una compra masiva. Sin embargo la sabiduría popular se irá imponiendo poco a poco y probablemente corresponderá a los países mas ricos extender un movimiento que ya esta lanzado y hacer así bajar los precios lo que permitirá una producción en grandes series.

Más de 25000 personas participaron este weekend a la cuarta edición del SlowUp el que comprendía un recorrido de 26 kilometros en el cual por calles y avenidas de la ciudad no se vió ni un solo vehiculo motorizado.

This entry was posted in actualidad, ginebra, suiza, viajes and tagged , , , by Hugo Orell. Bookmark the permalink.

About Hugo Orell

Soy americano del sur. Formo parte de una cultura que se asienta en Europa, aunque se desliza hacia los Estados Unidos estos últimos 40 años. En mi país la influencia del modo de vida de la primera mitad del siglo pasado, es europea. Mis antepasados traen a Chile desde España arte culinario, tertulias, arquitectura y moda. Francia es un país soñado por toda la aristocracia chilena de la época. Los chilenos crean la leyenda de “Chile: Suiza de américa del sur“. Una literatura germánica me hace soñar con un territorio ideal que estaría situado en la zona de la Baviera del sur alemán, con ciudades medievales, donde sabios artesanos contribuyen a crear la riqueza del modo de vida de las clases burguesas europeas. Ciudades como Brujas, Salzburgo, Estrasburgo, Amsterdam, me hacen soñar con sus astrónomos, pintores, conventos y catedrales. Quizás la influencia de mis lecturas de adolescencia, donde Herman Hesse juega el primer papel. El destino hace que sintiéndome profundamente chileno, y habiendo participado activamente en la aventura liberadora del proceso popular chileno, en la época de Salvador Allende y de la Unidad Popular, me encuentro viviendo desde hace mas de 30 años en Europa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s