Desde hoy Europa pensará con los pies.


Hace mucho tiempo que se me perdió el gen de la competitivo y nunca me ha interesado recuperarlo. Digamos que lo que me atrae durante los grandes eventos deportivos como los que comienzan a vivirse desde hoy con el Euro 2008 de fútbol, es mas bien su aspecto festivo lo que en este país donde vivo, Suiza, es un fenómeno relativamente reciente.

Suiza se ha estado sincronizando con una onda que le era ajena tiempo atrás. Si hubiéramos dicho tenis, o mas remotamente el esquí, pero el fútbol, sus sabores y sus pesares es algo que solo ahora comienza a descubrir. Me refiero a las nuevas generaciones.

El ronroneo futbolístico que hemos vivido se ha transformado en una vibración violenta que se convertirá rápidamente en sacudidas, nos guste o no.

A menos de irse de la ciudad de Ginebra o de otras sedes de Euro 2008, nadie podrá escapar. La ola es irresistible y no siempre la irresistibilidad es placentera. Hombres mujeres y niños se pondrán a pensar con los pies y no se hablara de otra cosa. Sálvese el que pueda.

Esta tarde se abrira la competicion con un partido-tormenta. Turquia y Portugal. Portugueses y turcos son dos de las comunidades mas numerosas de Europa. Más de 1 millon de turcos viven en Alemania, país vecino a Suiza. Suiza cuenta con el grupo más importante de entre todas las comunidades integradas en este pequeño país, la portuguesa y su fervor patriótico lo pudimos comprobar con la llegada de la selección al aeropuerto viendo el video que puse aquí.

Lo que me defrauda de todo esto es la falta de espontaneidad. Hoy olor de un entusiasmo casi forzado, provocado por la prensa y por quienes estan muy interesados en hacer mucho dinero. De todos modos hoy todo gira en torno al dinero. El público merece algo mejor.

This entry was posted in actualidad, euro2008, suiza and tagged by Hugo Orell. Bookmark the permalink.

About Hugo Orell

Soy americano del sur. Formo parte de una cultura que se asienta en Europa, aunque se desliza hacia los Estados Unidos estos últimos 40 años. En mi país la influencia del modo de vida de la primera mitad del siglo pasado, es europea. Mis antepasados traen a Chile desde España arte culinario, tertulias, arquitectura y moda. Francia es un país soñado por toda la aristocracia chilena de la época. Los chilenos crean la leyenda de “Chile: Suiza de américa del sur“. Una literatura germánica me hace soñar con un territorio ideal que estaría situado en la zona de la Baviera del sur alemán, con ciudades medievales, donde sabios artesanos contribuyen a crear la riqueza del modo de vida de las clases burguesas europeas. Ciudades como Brujas, Salzburgo, Estrasburgo, Amsterdam, me hacen soñar con sus astrónomos, pintores, conventos y catedrales. Quizás la influencia de mis lecturas de adolescencia, donde Herman Hesse juega el primer papel. El destino hace que sintiéndome profundamente chileno, y habiendo participado activamente en la aventura liberadora del proceso popular chileno, en la época de Salvador Allende y de la Unidad Popular, me encuentro viviendo desde hace mas de 30 años en Europa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s