Volterra (Toscana).


Como esperábamos el sol se ha hecho presente este día martes y lo ha hecho de tal forma que la temperatura ha subido a los 32 °C. Me imagino como sera en el mes de agosto de pleno verano. Caliente caliente.

Hemos regresado este año a Volterra . Volterra es como un centinela solitario en medio de colinas volcánicas. Una isla al interior de tierras sacudidas por una brisa agradable y refrescante cuando como hoy, el calor pega fuerte. Ver todas las fotografías del viaje.

Es también una ciudadela dentro de un circulo de murallas etruscas y medievales, iglesias, parques, vestigios romanos y callecitas con adoquines. Menos restaurada que San Gimignano, también mas autentica donde aun se observa la vida cotidiana de gente corriente y no todo esta vuelto hacia el turismo. Es para mi una de mis preferidas. La otra es Montalcino, algo mas al sur.

El corazon de la ciudadela es la Piazza dei Priori con el Palazzo dei Priori y la Torre dei Porcellino. En Volterra las tiendas artesanales no son tan ricas en colores como en San Gimignano pero no dejan de tener su encanto.

Anuncios
This entry was posted in italia, viajes and tagged , , by Hugo Orell. Bookmark the permalink.

About Hugo Orell

Soy americano del sur. Formo parte de una cultura que se asienta en Europa, aunque se desliza hacia los Estados Unidos estos últimos 45 años. En mi país la influencia del modo de vida de la primera mitad del siglo pasado, es europea. Mis antepasados traen a Chile desde España arte culinario, tertulias, arquitectura y moda. Francia es un país soñado por toda la aristocracia chilena de la época. Los chilenos crean la leyenda de “Chile: Suiza de américa del sur“. Una literatura germánica me hace soñar con un territorio ideal que estaría situado en la zona de la Baviera del sur alemán, con ciudades medievales, donde sabios artesanos contribuyen a crear la riqueza del modo de vida de las clases burguesas europeas. Ciudades como Brujas, Salzburgo, Estrasburgo, Amsterdam, me hacen soñar con sus astrónomos, pintores, conventos y catedrales. Quizás la influencia de mis lecturas de adolescencia, donde Herman Hesse juega el primer papel. El destino hace que sintiéndome profundamente chileno, y habiendo participado activamente en la aventura liberadora del proceso popular chileno, en la época de Salvador Allende y de la Unidad Popular, me encuentro viviendo desde hace mas de 35 años en Suiza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s