Toscana, los cinco sentidos se despiertan.


Esta vez salimos de Ginebra siempre con lluvia como en octubre del año pasado, aunque sabiendo que el buen tiempo nos esperaría llegando a Italia.

Los hechos son a veces mas porfiados que las previsiones del tiempo. Decididamente no tendríamos buen tiempo durante nuestra nueva corta estadía en Toscana.

Como la vez pasada íbamos decididos a pasar una buena semana, y esta vez lejos de los preparativos ginebrinos para la Eurocopa.

Llegamos a Castellare di Tonda que es el nombre del complejo de turismo agrícola situado en la comuna de San Vivaldo, entre Florencia y Siena. Después de siete horas de viaje a través de innumerables túneles que atraviesan Genova y buena parte de las Cinco Tierras, cansados pero esperanzados de conocer Toscana, no ya la del otoño frió y lluvioso sino la Toscana primaveral, florida y fragante.

Ver todas las fotografías

Sábado, Domingo sin ver mucho sol y dedicando el tiempo para comprar lo necesario para subsistir y el resto para el descanso, la siesta y la lectura. También para la gastronomía.

Seria largo enumerar la cantidad de restaurantes que existen en casonas especialmente adaptadas para recibir turistas exigentes a lo largo de la ruta, brindando los mejores productos de la región, los mejores vinos, y un entorno decorado al estilo de la burguesía italiana del siglo XVIII donde predomina un mobiliario de calidad, la piedra y los jardines. Nosotros fuimos a Casa Massi a escasos kilómetros del pueblo de Montaione.

No sabemos que ha sucedido en el mundo a pesar de contar con televisión por satélite. Pero sabemos que afuera de la casa tenemos un paisaje maravilloso que todo esta florido y que mil y una fragancias invaden el aire por donde quiera que uno vaya.

Puedo decir que las fotos que les muestro están hechas en el campo por lo que se respecta a las flores y en lugares completamente salvajes. Basta con irse caminando a lo largo de cualquier camino de la campiña toscana para encontrar cantidad de flores y plantas fragantes.

Ver todas las fotografías

Hoy lunes el sol y el calor han sido generosos y hemos compartido la piscina con dos familias de ingleses. Yo no pude resistir tres minutos en el agua de lo fría que estaba pero mi hija de siete años se pasó la tarde entera.

Anuncios
This entry was posted in italia, viajes and tagged , , by Hugo Orell. Bookmark the permalink.

About Hugo Orell

Soy americano del sur. Formo parte de una cultura que se asienta en Europa, aunque se desliza hacia los Estados Unidos estos últimos 45 años. En mi país la influencia del modo de vida de la primera mitad del siglo pasado, es europea. Mis antepasados traen a Chile desde España arte culinario, tertulias, arquitectura y moda. Francia es un país soñado por toda la aristocracia chilena de la época. Los chilenos crean la leyenda de “Chile: Suiza de américa del sur“. Una literatura germánica me hace soñar con un territorio ideal que estaría situado en la zona de la Baviera del sur alemán, con ciudades medievales, donde sabios artesanos contribuyen a crear la riqueza del modo de vida de las clases burguesas europeas. Ciudades como Brujas, Salzburgo, Estrasburgo, Amsterdam, me hacen soñar con sus astrónomos, pintores, conventos y catedrales. Quizás la influencia de mis lecturas de adolescencia, donde Herman Hesse juega el primer papel. El destino hace que sintiéndome profundamente chileno, y habiendo participado activamente en la aventura liberadora del proceso popular chileno, en la época de Salvador Allende y de la Unidad Popular, me encuentro viviendo desde hace mas de 35 años en Suiza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s