160 documentales a ver en una semana en Nyon.


Ayer hubo un día asoleado y quizás el menos apropiado para ver películas. Pero yo tenia una cita pendiente desde hace algunos años. Tome el tren de las 16h00 horas de Ginebra a Nyon. En el tren, sentados frente a mi, dos jóvenes españoles ojeaban el grueso catalogo del evento al que yo me preparaba a asistir.

Después de aconsejarme que películas ver bajamos los tres y nos dirigimos a una de las salas donde se desarrolla el festival Visions du Réel en Nyon, Suiza. Nyon convertida en capital internacional del Cine de lo Real, capital mundial dicen otros.

160 filmes, provenientes de 36 países diferentes, tratan del proceso político en Rusia, de las torturas en Irak, de asesinatos impunes en Argentina, o de flujos migratorios, entre otros.

Entre lo que mas se destaca hay ‘Cartas a Anna’, sobre la muerte de la periodista rusa Anna Politkovskaia, o “Manufacturing Dissent: Uncovering Michael Moore” que denuncia los métodos demagogos e incluso falaciosos del director Michael Moore, pasando por “Durakovo, le village des fous” de Nino Kirtadze, reflejo de la Rusia de Putin. La sátira de una sociedad dirigida por un hombre de negocios ortodoxo y patriotero.

La primera película que vi fue “The Beast Within” de Yves  Scagliola, una zambullida alucinante en el mundo de los combates a muerte entre animales, y entre robots. Combates entre grillos, perros, gallos en ciudades como San Francisco, Bali, Ciudad de México y Pekin.

La segunda que alcance a ver fue “Mafrouza- Oh la noche” de Emmanuelle Demoris. Primera parte de una serie de cinco sobre Mafrouza , un barrio de Alejandría construido sobre la mas antigua necropolis del mundo. Un trabajo de largo aliento sobre quienes viven en viejas catacumbas. De sus fiestas, de sus noches de bodas y de las dificultades de gente terriblemente necesitada y digna. Interminable e inacabado film, para el que me faltó el coraje de llegar hasta el final.

El festival dura hasta el 23 de Abril.

Anuncios
This entry was posted in cultural, suiza and tagged , by Hugo Orell. Bookmark the permalink.

About Hugo Orell

Soy americano del sur. Formo parte de una cultura que se asienta en Europa, aunque se desliza hacia los Estados Unidos estos últimos 45 años. En mi país la influencia del modo de vida de la primera mitad del siglo pasado, es europea. Mis antepasados traen a Chile desde España arte culinario, tertulias, arquitectura y moda. Francia es un país soñado por toda la aristocracia chilena de la época. Los chilenos crean la leyenda de “Chile: Suiza de américa del sur“. Una literatura germánica me hace soñar con un territorio ideal que estaría situado en la zona de la Baviera del sur alemán, con ciudades medievales, donde sabios artesanos contribuyen a crear la riqueza del modo de vida de las clases burguesas europeas. Ciudades como Brujas, Salzburgo, Estrasburgo, Amsterdam, me hacen soñar con sus astrónomos, pintores, conventos y catedrales. Quizás la influencia de mis lecturas de adolescencia, donde Herman Hesse juega el primer papel. El destino hace que sintiéndome profundamente chileno, y habiendo participado activamente en la aventura liberadora del proceso popular chileno, en la época de Salvador Allende y de la Unidad Popular, me encuentro viviendo desde hace mas de 35 años en Suiza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s