Fidel Castro candidato al Premio Nacional de Periodismo en Cuba.


Es un hecho que puede parecer insólito el que Fidel Castro sea nominado candidato al Premio Nacional de Periodismo.

A parecer la propuesta fue hecha por “los reporteros de la provincia de Ciego de vila”, en el centro del país en un encuentro preparatorio del próximo VIII Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC). Fidel habría escrito más de un centenar de artículos y análisis sobre diversos temas desde marzo de 2007. Es decir desde hace un año. Y eso habría bastado.

Hay periodistas brillantes que han trabajado toda su vida y no han ganado Premios Nacionales. Fidel Castro habría comenzado esta actividad, como “su” manera de dar la “batalla por las ideas” necesarias hoy en día en Cuba, que acompaña toda una serie de medidas liberalizadoras decididas bajo la dirección de su hermano.

Fidel Castro hace un llamado a la prensa cubana a “no hacer concesiones a la ideología enemiga”. La ideología enemiga probablemente debe referirse a la reciente importación de artefactos electrónicos, como ordenadores o teléfonos celulares que dificultarían el control de las ideas contrarias a la ideología del gobierno cubano.

No hay progreso sin dificultades ni barreras. Cuanto me alegre de lo que podría ser una política de apertura de la dirección de Raul Castro este convirtiéndose en realidad en Cuba; sin embargo pareciera que las ultimas barreras que oponen las viejas ideas tienen la piel dura y que la ampliación de la libertad de expresión en Cuba tomara todavía algún tiempo.

Hay experiencias históricas que nos han demostrado que abrir una pequeña brecha puede ser la premisa para que pase el gran torrente.

This entry was posted in actualidad, america latina and tagged by Hugo Orell. Bookmark the permalink.

About Hugo Orell

Soy americano del sur. Formo parte de una cultura que se asienta en Europa, aunque se desliza hacia los Estados Unidos estos últimos 40 años. En mi país la influencia del modo de vida de la primera mitad del siglo pasado, es europea. Mis antepasados traen a Chile desde España arte culinario, tertulias, arquitectura y moda. Francia es un país soñado por toda la aristocracia chilena de la época. Los chilenos crean la leyenda de “Chile: Suiza de américa del sur“. Una literatura germánica me hace soñar con un territorio ideal que estaría situado en la zona de la Baviera del sur alemán, con ciudades medievales, donde sabios artesanos contribuyen a crear la riqueza del modo de vida de las clases burguesas europeas. Ciudades como Brujas, Salzburgo, Estrasburgo, Amsterdam, me hacen soñar con sus astrónomos, pintores, conventos y catedrales. Quizás la influencia de mis lecturas de adolescencia, donde Herman Hesse juega el primer papel. El destino hace que sintiéndome profundamente chileno, y habiendo participado activamente en la aventura liberadora del proceso popular chileno, en la época de Salvador Allende y de la Unidad Popular, me encuentro viviendo desde hace mas de 30 años en Europa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s