AudioStation de Logitech


Al final lo compré, me dije que lo merecía, que me haría bien y que ademas cuando lo tuviera en mis manos podría darles mis opiniones sobre el objeto.

Como algunos privilegiados que somos, así por pura suerte, no porque lo merezcamos siempre, tengo un Ipod. Si, confieso. No es pecado y es nano porque es mas discreto y liviano, aunque no pueda de una vez meter dentro mis 800 discos.

Me paseo con el, me levanto con el, duermo con el. No me deja, o mejor dicho no lo dejo. Sin embargo este ultimo tiempo me ha estado pesando y he decidido poner cierta distancia entre el y yo. Voy a tomar retroceso.

Una amiga que viaja mucho mas que yo, me dijo que había encontrado en Miami una plataforma donde enchufaba su Ipod y quedaba ahí encima de la mesita de noche del hotel y ella escuchaba con retroceso mientras se duchaba.

Como?- le dije. No tienes miedo al enchufarlo de quebrarle una patita, de hacerle daño?. Al parecer no, me dijo.

Desde entonces la coa ha ido creciendo en mi y ayer me decidí y lo compre. Lo merezco me dije. Ademas mi psiquiatra me dice siempre que debo soltarme un poco. Tomar cierta distancia respecto de mis objetos.

Valía 450 (precio de catalogo) y me lo lleve por 300. Una ganga. La publicidad decía “Altavoz compacto, gran sonido, pequeño tamaño”. Decía también recargable y como hoy por hoy con esto de la crisis del petroleo creo que mas vale que sea recargable. Y lo que me gusta mucho dado lo flojo que soy es que “hace la vida mas fácil”. Todas las condiciones estaban reunidas.

Pero lo estoy probando para uds. claro solo los afortunados que tienen un Ipod. Y se habrán dado cuenta uds. que se trata de un altavoz para escuchar la música que sale del Ipod, que el recoje y a manda al aire.

Un pequeño test hay en preparación y se los diré muy pronto. La bestia se llama AudioStation de Logitech. Aquí les dejo una imagen para que lo admiren. En todo caso el sonido es por ahora excelente .

audiostation-de-logitech.jpg

Anuncios
This entry was posted in tecnología and tagged by Hugo Orell. Bookmark the permalink.

About Hugo Orell

Soy americano del sur. Formo parte de una cultura que se asienta en Europa, aunque se desliza hacia los Estados Unidos estos últimos 45 años. En mi país la influencia del modo de vida de la primera mitad del siglo pasado, es europea. Mis antepasados traen a Chile desde España arte culinario, tertulias, arquitectura y moda. Francia es un país soñado por toda la aristocracia chilena de la época. Los chilenos crean la leyenda de “Chile: Suiza de américa del sur“. Una literatura germánica me hace soñar con un territorio ideal que estaría situado en la zona de la Baviera del sur alemán, con ciudades medievales, donde sabios artesanos contribuyen a crear la riqueza del modo de vida de las clases burguesas europeas. Ciudades como Brujas, Salzburgo, Estrasburgo, Amsterdam, me hacen soñar con sus astrónomos, pintores, conventos y catedrales. Quizás la influencia de mis lecturas de adolescencia, donde Herman Hesse juega el primer papel. El destino hace que sintiéndome profundamente chileno, y habiendo participado activamente en la aventura liberadora del proceso popular chileno, en la época de Salvador Allende y de la Unidad Popular, me encuentro viviendo desde hace mas de 35 años en Suiza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s