4 días en Toscana, Italia. (3)


Tercer día.

El tercer día las cosas van cambiando y mis propósitos iniciales de fotografiar y visitar campos y ciudades van menguando. Nunca hubiéramos pensado que una caída brutal de la temperatura nos impediría simplemente salir de la casa. No vinimos con ropa adecuada y somos incapaces de estar largos momentos al aire libre sin refugiarnos en cafés, lo que nos determina a pasar en el albergue dos días de lluvia y bruma. Esto me permitió captar esta atmósfera tan especial ya que la niebla estaciona en pequeñas nubes a muy poca distancia del suelo.

wp-1030226.jpg

Renunciamos a visitar ciertas ciudades de la Toscana del norte o del sur como Luca, Pienza, y Montepulciano muy conocida por sus excelentes vinos como el vino nobile . Como Arezzo, la ciudad natal de Petrarca, nacido en 1304.

Renunciamos también a visitar el hermoso Val d’Orcia y sus colinas arcillosas, quien estaría a punto de perder su estatuto de sitio del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, amenazado por promotores inmobiliarios.

Una muestra del paisaje típico de Val d’Orcia es la que encontramos entre Florencia y Siena en comunas como Villamagna y San Vivaldo.

De entre todas estas ciudades-fortalezas las que mas me agradó por su buen estado de conservación y por su armonía ha sido Volterra. Encaramada en lo alto de una meseta rocosa con apenas 11000 habitantes hoy. La ocupación etrusca la convirtió en un polo importante de intercambio comercial hasta el momento de pasar a manos de Roma.

Despuésde comer una excelente “pizza al taglio” y un riquísimo helado damos marcha atrás para regresar hacia el norte, a la Azienda Agroturística donde alojamos.

A la salida de Volterra el tiempo cambia por un brevísimo instante para mostrarnos una fantástica puesta de sol por entre negras nubes cargadas de agua. Detenemos los vehículos en una curva para hacer algunas fotos.

Llegamos para encender por primera vez la chimenea y comer un buen plato de “pasta e pommodori”, bien regado con dos botellas de un excelente Chianti Superiore. Quiero aclarar que viajo con mis hijos ya adultos, por lo que somos siete personas. Esto es por lo de las dos botellas de vino ya que fuimos muy sensatos al beber.

Ver mas fotografías.

Anuncios
This entry was posted in italia, viajes and tagged , , by Hugo Orell. Bookmark the permalink.

About Hugo Orell

Soy americano del sur. Formo parte de una cultura que se asienta en Europa, aunque se desliza hacia los Estados Unidos estos últimos 45 años. En mi país la influencia del modo de vida de la primera mitad del siglo pasado, es europea. Mis antepasados traen a Chile desde España arte culinario, tertulias, arquitectura y moda. Francia es un país soñado por toda la aristocracia chilena de la época. Los chilenos crean la leyenda de “Chile: Suiza de américa del sur“. Una literatura germánica me hace soñar con un territorio ideal que estaría situado en la zona de la Baviera del sur alemán, con ciudades medievales, donde sabios artesanos contribuyen a crear la riqueza del modo de vida de las clases burguesas europeas. Ciudades como Brujas, Salzburgo, Estrasburgo, Amsterdam, me hacen soñar con sus astrónomos, pintores, conventos y catedrales. Quizás la influencia de mis lecturas de adolescencia, donde Herman Hesse juega el primer papel. El destino hace que sintiéndome profundamente chileno, y habiendo participado activamente en la aventura liberadora del proceso popular chileno, en la época de Salvador Allende y de la Unidad Popular, me encuentro viviendo desde hace mas de 35 años en Suiza.

One thought on “4 días en Toscana, Italia. (3)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s