Un fantasma recorre el mundo.


economia_solidaria.jpgEscuchando la radio esta mañana de mediados de Marzo, me enteré que nuestra vida de todos los días se encontraría amenazada. Si, nuestra vida de gente normal de trabajadores a cesantes a estudiantes o a incluso jóvenes y niños. La amenaza es proporcional a la estabilidad económica ( o a lo precario de la existencia) de cada uno. Y entonces me dije que tengo yo que temer? Y los otros, mi familia, mis amigos y el resto de desconocidos entre los humanos?. Como esta supuesta amenaza les va a afectar?.

Pero veamos que amenaza.

Simplemente que la economía capitalista o como se dice de manera mas anglosajona “el mercado“, se balancea sobre un precipicio. Sería esta, según Alan Greenspan – ex presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos – la crisis mas dolorosa desde la II Guerra Mundial.

De acuerdo. Pero estos últimos años hemos tenido muchas crisis: la del precio del petróleo, la de subprimes ( se acuerdan cuando en E.E.U.U. los precios de las hipotecas bajaron al rango de basura?) la de los mercados bursátiles y otros cuentos, que nosotros simples ciudadanos no comprendemos mucho, y que sin embargo vivimos de maneras muy palpables, las consecuencias.

Yo me considero una persona de clase media. Tengo un trabajo bastante estable y lo tengo desde hace 20 años. En mi familia tenemos un coche, alquilamos un departamento de 5 piezas, tenemos una hija pequeña, (mis otros hijos son adultos) ,vamos 2 semanas de vacaciones al lugar donde sea mas barato (y esto gracias a los precios de billetes aéreos “bajo costo”), cenamos en un restaurante una vez por mes de promedio, compramos libros discos y revistas, y de vez en cuando invitamos a nuestros amigos a cenar, todo esto tratando de pagar nuestras deudas, porque las tenemos.

 workers.jpg

La crisis, como es imaginada por analistas significaría de partida una gran desconfianza en los mercados. Los bancos no prestarán dinero ni a empresas ni a particulares. Han simplemente olvidado calcular los riesgos financieros.

Quién dice crédito cero dice empobrecimiento del comercio mundial, disminución de importaciones por falta de liquidez. Cierre de empresas, apretón de cintura para otras, lo que significa despido y cesantía, lo que significa baja drástica del consumo.

Y por allí vamos llegando al individuo lambda que nosotros somos. Una masa de consumidores. Consumimos alimentos, energía, diversión, metales, derivados de petróleo, animales, peces, cultura, espectáculos, educación para nuestros hijos, electrodomésticos. De todo esto consumimos, en mayor o menor medida, en proporción a nuestra riqueza relativa o a nuestra precariedad. Pero hay quienes consumen sólo desesperación.

Esta claro que el fantasma se dibuja por ese lado, el del aumento de nuestra precariedad. Ahora si bien esta claro, que quienes como yo han podido tener lo mínimo, van a deber contentarse con lo menos. Y esto en si, no sería tan malo. Ya que esta agua, va al molino de quienes piensan que si el crecimiento disminuye el planeta irá mejor, aunque entiéndase esto sólo en un sentido ecológico.

Que pasa con los otros?. Es decir la inmensa mayoría de gente que vive una vida de sacrificio permanente, para comer, para vestirse, para existir en una sociedad cruel y exigente?. Para una juventud que estudia para cesante o para empleos mal pagados y poco gratificantes?.

Los habitantes de los Estados Unidos tienen una mentalidad muy diferente de los europeos para vivir este tipo de crisis. Para ellos, vivir los ciclos económicos del capitalismo es una fatalidad. Siempre a sido así, y así lo piensan incluso los sindicatos y la oposición. En el país del norte se puede pasar en pocos años, de la bonanza en la familia, a la miseria. Sólo el mercado te ayudará y te salvará, y mientras tanto tienes a Dios. Lo mismo cuando van a la guerra.

Los habitantes de Europa viven en un estado-providencia. El que da subvenciones, y ayuda a los necesitados gracias a una política que dura desde fines de los años40. Las prioridades en Europa están dictadas por el cristianismo y el marxismo. El uno como el otro, rechazan el lucro.

Un pobre en Estados Unidos es acusado de no luchar suficientemente para salir de su situación. Un pobre en Europa es considerado como una víctima del sistema económico. En Europa la ayuda es importante y moviliza ingentes cantidades de fondos públicos, pero Europa es incapaz de evaluar la eficacia de esta ayuda. Liberar fondos para subsidiar es una decisión política, social con arraigambre cultural, cuando de hecho se trata de un acto económico.

Si la amenaza se concretizara de manera radical, este y los próximos años, quizás el núcleo de consumidores empedernidos que somos algunos, habrá recibido una lección de humildad, tan necesaria en nuestros tiempos.

Anuncios
This entry was posted in economía and tagged , by Hugo Orell. Bookmark the permalink.

About Hugo Orell

Soy americano del sur. Formo parte de una cultura que se asienta en Europa, aunque se desliza hacia los Estados Unidos estos últimos 45 años. En mi país la influencia del modo de vida de la primera mitad del siglo pasado, es europea. Mis antepasados traen a Chile desde España arte culinario, tertulias, arquitectura y moda. Francia es un país soñado por toda la aristocracia chilena de la época. Los chilenos crean la leyenda de “Chile: Suiza de américa del sur“. Una literatura germánica me hace soñar con un territorio ideal que estaría situado en la zona de la Baviera del sur alemán, con ciudades medievales, donde sabios artesanos contribuyen a crear la riqueza del modo de vida de las clases burguesas europeas. Ciudades como Brujas, Salzburgo, Estrasburgo, Amsterdam, me hacen soñar con sus astrónomos, pintores, conventos y catedrales. Quizás la influencia de mis lecturas de adolescencia, donde Herman Hesse juega el primer papel. El destino hace que sintiéndome profundamente chileno, y habiendo participado activamente en la aventura liberadora del proceso popular chileno, en la época de Salvador Allende y de la Unidad Popular, me encuentro viviendo desde hace mas de 35 años en Suiza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s