Recital Paz sin fronteras.


Dos semanas despúes de que Venezuela amenazara con ocupar la frontera con Colombia como resultado de la crisis diplomática desatada entre los Gobiernos de Caracas y Bogotá, miles de personas se han desplegado esta noche en misma zona para celebrar con un concierto multitudinario el fin de las tensiones entre ambos países.

El recital “Paz sin fronteras” ha sido precisamente un canto a la paz, un grito de “no a la guerra” y una reafirmación a la hermandad entre los pueblos colombiano, venezolano y ecuatoriano. Como símbolo de la nueva concordia, dos coros de niños, uno venezolano y otro colombiano, han sido los encargados de dar comienzo al concierto Paz sin fronteras organizado por el cantante colombiano Juanes en el puente Simón Bolívar que une la ciudad colombiana de Cúcuta con la venezolana San Antonio. Al concierto han asistido, en medio de un calor sofocante, unas 100.000 personas vestidas de blanco han asistido a las actuaciones, entre otros, de Juanes, Miguel Bosé, Alejandro Sanz( España), Carlos Vives (Colombia), Juan Luis Guerra (República Dominicana), Fernando Velasco (Ecuador) y Ricardo Montaner (Venezuela).

El cantante colombiano Carlos Vives fue el encargado de abrir el concierto con un llamamiento para que “los secuestrados vuelvan a casa”. Vives se refería así a los secuestrados en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) momentos antes de dar comienzo al directo.

A petición del propio Juanes, el presidente colombiano, Alvaro Uribe, no ha asistido al acto. El cantautor había destacado que este concierto es ajeno a la política en respuesta a la ausencia del presidente Uribe. “La única bandera es la paz”, explicó el artista.

Extracto del articulo aparecido hoy en “El Pais” de España. Foto

Anuncios
This entry was posted in videos and tagged , by Hugo Orell. Bookmark the permalink.

About Hugo Orell

Soy americano del sur. Formo parte de una cultura que se asienta en Europa, aunque se desliza hacia los Estados Unidos estos últimos 45 años. En mi país la influencia del modo de vida de la primera mitad del siglo pasado, es europea. Mis antepasados traen a Chile desde España arte culinario, tertulias, arquitectura y moda. Francia es un país soñado por toda la aristocracia chilena de la época. Los chilenos crean la leyenda de “Chile: Suiza de américa del sur“. Una literatura germánica me hace soñar con un territorio ideal que estaría situado en la zona de la Baviera del sur alemán, con ciudades medievales, donde sabios artesanos contribuyen a crear la riqueza del modo de vida de las clases burguesas europeas. Ciudades como Brujas, Salzburgo, Estrasburgo, Amsterdam, me hacen soñar con sus astrónomos, pintores, conventos y catedrales. Quizás la influencia de mis lecturas de adolescencia, donde Herman Hesse juega el primer papel. El destino hace que sintiéndome profundamente chileno, y habiendo participado activamente en la aventura liberadora del proceso popular chileno, en la época de Salvador Allende y de la Unidad Popular, me encuentro viviendo desde hace mas de 35 años en Suiza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s