El carnaval de Basilea.


El año pasado me toco participar a una de aquellas fiestas populares europeas que te dejan esa sensación de estar reviviendo tiempos remotos y que tratándose de una fiesta protestante hace que todo sea mas paradojal ya que a menudo protestante suena a puritano, grave y serio, lo que es contradictorio con el valor que damos a la palabra fiesta.

El Carnaval de Basilea ( Suiza) es único en el mundo.Primeramente por que comienza a las cuatro de la madrugada, momento en que todas las luces de la ciudad se apagan.

El núcleo del Carnaval es lo que se llama la “clique”, es decir una fanfarria de instrumentos de música tal que clarinetes,trompetas y tambores.La “clique” esta formada por un grupo de diez a ochenta personas reunidas con el único propósito de tocar juntas durante los tres días y noches ininterrumpidos que dura la fiesta.

Existen 36 “cliques” establecidas a lo que se agregan 170 “cliques oficiales” (es decir aquellas que reciben subvenciones de la comuna).El numero de “cliques salvajes” y espontáneas que nacen y desaparecen cada año nunca se ha podido contar, pero se estima a 10.000 el número de personas que participan activamente en el Carnaval.

La ciudad y los alrededores la víspera del Carnaval esta en efervescencia.Yo tuve la suerte de haber sido invitado por amigos a alojar ya que es bastante difícil encontrar un hotel o una pensión a muchos kilómetros a la redonda.A eso de las dos de la madrugada un río humano fluye, hacia el centro de la ciudad. Muchos comercios permanecen abiertos día y noche durante los tres días.Los bares, cafés y restaurantes aledaños al centro se han llenado ya a esa hora y todo el mundo comienza a tomar posiciones estratégicas para tener el mejor panorama del desfile de las “cliques”. Aquí podemos ver varios albumes de fotos dedicados al Carnaval

Al mismo tiempo una multitud densa de serpientes luminosas – son las grandes linternas seguidas por linternas mas pequeñas – se dirigen hacia la Plaza del Mercado con gran ruido de pitos y tambores. Yo sentí como la mayoría de los participantes, una sensación mágica casi como un “misterio religioso”, es algo impresionante y guardo un recuerdo inolvidable.La primera vez que visite la ciudad fue durante el Carnaval hace mas de veinte años pero fue de día sin saber yo gran cosa de que se trataba,y todo fue diferente por que lo hacíamos con nuestros tres hijos pequeños sin tampoco comprender mucho el sentido de lo que pasaba.

La “clique” comienza a preparar el tema que representará durante el Carnaval, generalmente ligado a la actualidad de la ciudad, a los problemas de sus habitantes y raras veces a la actualidad del país o a la actualidad internacional.Este tema determinará el tipo de linterna, el color y tipo de los trajes, de las máscaras. La linterna principal ( alta de varios metros), presenta tres temas pintados e iluminados desde el interior es llevada por cuatro hombres .A veces la linterna principal de cada “clique” es una verdadera obra maestra. La linterna delantera, mas pequeña también iluminada va en extremo de la mascara.Estos elementos son los únicos que se mantienen de un año para otro. Todo el resto se fabrica cada año.

Al final de la Morgestraich, es decir al final del segundo día, el Carnaval comienza a dispersarse y es alli donde se comienza a ver la imagen extraña y cautivante de un tambor y un clarinete deambulando en solitario por las calles, al ritmo y el sonido de una melopea que recuerda una imagen medieval de una antigua aldea de la vieja Europa.

El Carnaval de Basilea se desarrolla cada año la semana siguiente del miércoles de cenizas, precisamente del día lunes a las 4 de la mañana al miércoles a las 4 de la mañana.

Anuncios
This entry was posted in suiza, videos and tagged , by Hugo Orell. Bookmark the permalink.

About Hugo Orell

Soy americano del sur. Formo parte de una cultura que se asienta en Europa, aunque se desliza hacia los Estados Unidos estos últimos 45 años. En mi país la influencia del modo de vida de la primera mitad del siglo pasado, es europea. Mis antepasados traen a Chile desde España arte culinario, tertulias, arquitectura y moda. Francia es un país soñado por toda la aristocracia chilena de la época. Los chilenos crean la leyenda de “Chile: Suiza de américa del sur“. Una literatura germánica me hace soñar con un territorio ideal que estaría situado en la zona de la Baviera del sur alemán, con ciudades medievales, donde sabios artesanos contribuyen a crear la riqueza del modo de vida de las clases burguesas europeas. Ciudades como Brujas, Salzburgo, Estrasburgo, Amsterdam, me hacen soñar con sus astrónomos, pintores, conventos y catedrales. Quizás la influencia de mis lecturas de adolescencia, donde Herman Hesse juega el primer papel. El destino hace que sintiéndome profundamente chileno, y habiendo participado activamente en la aventura liberadora del proceso popular chileno, en la época de Salvador Allende y de la Unidad Popular, me encuentro viviendo desde hace mas de 35 años en Suiza.

One thought on “El carnaval de Basilea.

  1. Pingback: Europa también se prepara para los carnavales - EnlaMaleta.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s