Miercoles 14, Pantanal


El programa a pedido mío a sido simplificado: una actividad por la mañana y descanso por la tarde. Esta mañana vamos a observar animales a lo largo de la Transpaneira, con una pareja de simpáticos alemanes y su guía aleman mucho menos simpatico, al menos conmigo. Se parece incluso fisicamente a uno de los siete enanitos, es rezongón y quiere imponer su saber a medio mundo.No le gusta que yo habra la puerta de la camioneta para tomar fotografías, y solo da explicaciones en alemán. A mi no me explica nada a pesar de que habla muy bien el portugués. Esto no me impide bajarme cuando la camioneta esta detenida para fotografiar, y me dice irónicamente “si quiere lo podemos dejar a dormir aqui y lo pasamos a buscar mañana”, yo le doy a entender que lo tomo como una broma.
Esta mañana la caza fotográfica a sido fructuosa. Todo tipo de pájaros, caimanes, ciervos y venados, ñandúes, garzas se exhiben sin vergüenza alguna frente a nosotros. Es una verdadera maravilla. Tres horas de ruta, tres horas de un espectáculo único que nos da la naturaleza. Lo más insólito, aunque en Chile lo vi muchas veces en el campo, fue un campesino dormido a la orilla de la Transpanera probablemente después de una noche bien regada con cachaza.Pero claro en Chile no hay cachaza.
Siesta por la tarde e intentos vanos por obtener el mas pequeña contacto a través de mi celular. De Internet tampoco hay novedades.El temporal de lluvia perturbó las conexiones telefónicas en todo el Mato Grosso y el Pantanal siendo un inmenso territorio selvático gozará de la reparación mucho mas tarde. Esto ha impedido que como era mi deseo, yo pudiera ir publicando este blog mas a menudo. Probablemente debere esperar hasta el sábado cuando llegue a Salvador de Bahia.

Ir a fotos

Anuncios
This entry was posted in brasil, viajes and tagged , by Hugo Orell. Bookmark the permalink.

About Hugo Orell

Soy americano del sur. Formo parte de una cultura que se asienta en Europa, aunque se desliza hacia los Estados Unidos estos últimos 45 años. En mi país la influencia del modo de vida de la primera mitad del siglo pasado, es europea. Mis antepasados traen a Chile desde España arte culinario, tertulias, arquitectura y moda. Francia es un país soñado por toda la aristocracia chilena de la época. Los chilenos crean la leyenda de “Chile: Suiza de américa del sur“. Una literatura germánica me hace soñar con un territorio ideal que estaría situado en la zona de la Baviera del sur alemán, con ciudades medievales, donde sabios artesanos contribuyen a crear la riqueza del modo de vida de las clases burguesas europeas. Ciudades como Brujas, Salzburgo, Estrasburgo, Amsterdam, me hacen soñar con sus astrónomos, pintores, conventos y catedrales. Quizás la influencia de mis lecturas de adolescencia, donde Herman Hesse juega el primer papel. El destino hace que sintiéndome profundamente chileno, y habiendo participado activamente en la aventura liberadora del proceso popular chileno, en la época de Salvador Allende y de la Unidad Popular, me encuentro viviendo desde hace mas de 35 años en Suiza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s