El proyecto de viaje evoluciona.


Ahh.., sólo los tontos no cambian de opinión dicen por ahí. Y así es que de un tiempo a esta parte la idea de mi viaje al Brasil se ha ido modificando durante una larga fase de consultas, de lecturas de diarios y otros blogs, todos muy útiles. Y no es que sea yo quien se deje influenciar fácilmente y cambie de opinión a cada paso. La idea base del cambio es la de ser menos turista y mas viajero. Me explico:

Es un reflejo casi natural de quien prepara un viaje el tratar de rentabilizar el desplazamiento, y digo yo pecuniariamente, para que quede claro. Si he estado economizando es para divertirme, para recorrer distancia y ver lo mas posible, es lo que pensamos corrientemente. Verdad? Es justamente de esa idea errónea para mi, (quizás ustedes piensen diferente)lo que me lleva a querer viajar mas como viajero y menos como turista.

Pero cual es la diferencia se diran ustedes?. Yo pienso que el pasaje de viajero al turista se mide en la disparición progresiva de la acogida, una hospitalidad gratuita y que se muestra sin necesidad de reciprocidad, por lo menos en lo inmediato. Generalmente las estructuras hoteleras estan cada vez mas alejadas de la sociedad en la que incrustan.

This entry was posted in brasil, viajes and tagged , by Hugo Orell. Bookmark the permalink.

About Hugo Orell

Soy americano del sur. Formo parte de una cultura que se asienta en Europa, aunque se desliza hacia los Estados Unidos estos últimos 40 años. En mi país la influencia del modo de vida de la primera mitad del siglo pasado, es europea. Mis antepasados traen a Chile desde España arte culinario, tertulias, arquitectura y moda. Francia es un país soñado por toda la aristocracia chilena de la época. Los chilenos crean la leyenda de “Chile: Suiza de américa del sur“. Una literatura germánica me hace soñar con un territorio ideal que estaría situado en la zona de la Baviera del sur alemán, con ciudades medievales, donde sabios artesanos contribuyen a crear la riqueza del modo de vida de las clases burguesas europeas. Ciudades como Brujas, Salzburgo, Estrasburgo, Amsterdam, me hacen soñar con sus astrónomos, pintores, conventos y catedrales. Quizás la influencia de mis lecturas de adolescencia, donde Herman Hesse juega el primer papel. El destino hace que sintiéndome profundamente chileno, y habiendo participado activamente en la aventura liberadora del proceso popular chileno, en la época de Salvador Allende y de la Unidad Popular, me encuentro viviendo desde hace mas de 30 años en Europa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s