Pasar unos días en Ginebra.


Aprovecho el comentario de Maria quien desea pasar 3 días en Septiembre y desea por lo tanto saber que se puede hacer en la ciudad, y así mejor aprovechar el tiempo disponible.

Es el comienzo del otoño y los días se hacen mas cortos y la calidad de la luz permite con sol, algunas vistas maravillosas de la ciudad por la mañana entre 09 y 11 o al final de la tarde después de las 18h00.

Municipalidad de Eaux-Vives

Ademas de las proposiciones que se dan en este post, hay algunos recorridos clásicos. Ya en la zona centrica, y tomando como punto de salida la estación de Cornavin tendremos las siguientes posibilidades: – La zona con tiendas ( mas bien caras, como todo en Suiza… )en las calles: rue du Mont-Blanc, rue Cornavin, rue Coutance; y cruzando el río: Quai du Général Guisan, rue du Rhône, rue de la confédération, rue du marché, rue de la Croix d’or, rue de Rive . En ésta última zona (cruzando el río) encontraremos un montón de tiendas sin tener que recorrerse medio Ginebra .

Chorro de agua visto desde la orilla izquierda.

Para reposar podemos ir al Martel (cafetería restaurante) en la rue du Marché donde los postres son deliciosos. – Entre la rue Cornavin y la rue Coutance está la ‘Placette’ que son unos grandes almacenes, con supermercado incluido parecidos al ‘Corte inglés’ (pero en pequeñito) .También se puede comer el el último piso y a precios ventajosos. – Partiendo de la place Bel-Air podemos subir por la rue de la Cité llegamos a la parte antigua de Ginebra, la ‘vieille ville’ . Allí callejeando y preguntando se puede ver la catedral .

Fuegos artificiales en la rada de Ginebra. Agosto 2008

Fuegos artificiales en la rada de Ginebra. Agosto 2008

También tenemos por allí un restaurante típico Suizo ‘Les Armures’ dónde comer la famosa “Fondue” (Recipiente con queso fundido donde metemos trozos de pan pinchados al final de largos tenedores …) , o la raclette (Papas cocidas con queso fundido). Todo una delicia . Cerca de allí por la Place Neuve o la rue de la croix rouge está la promenade des bastions ( un parque ) con un monumento a los reformadores.

Iglesia ortodoja de Ginebra (cerca de Rive)

Iglesia ortodoja de Ginebra (cerca de Rive)

Y naturalmente el lago: Podemos pasear por los paseos que hay por el borde del lago tanto por una orilla como por la otra . Nos podemos acercar tanto como queramos al “jet d’eau” (el chorro) por el quai Gustav Ador y luego por el caminito que hay tanto al “jet d’eau” como al faro . A ambos lados del lago cerca de los extremos del puente del Mont-Blanc están los muelles desde donde salen los barcos que hacen travesías por el lago Léman . Aunque un viaje a Lausanne puede resultar un poco largo, hay travesías del “petit lac” -parte del lago mas cercana a Ginebra- que son bastante majas . Podemos ir igualmente a la isla que hay en el pont des Berques , la isla Rousseau , en donde se encuentra una estatua del célebre escritor .

Taxi colectivo lacustre.

Taxi colectivo lacustre.

Si nos queda tiempo suficiente podemos tomar el autobus que sale desde Cornavin (para en mas sitios) y va al pie del Salève ( la montaña que hay al sur de Ginebra , ya en territorio francés ). Desde allí con un teleférico subiremos a lo alto del monte donde podremos contemplar si el día es claro una maravillosa vista de la región Ginebrina .

Respecto a que Maria desea conocer un pueblo cercano a Ginebra le puedo proponer de ir a Francia a 13 kilometros de Ginebra y visitar Yvoire y Nernier (ver fotos). Para esto se necesita un coche. También esta Nyon un encantador pueblo a 25 kilometros de Ginebra accesible esta vez por tren desde la estación de Cornavin.

About these ads
This entry was posted in ginebra, suiza, viajes and tagged , by Hugo Orell. Bookmark the permalink.

About Hugo Orell

Soy americano del sur. Formo parte de una cultura que se asienta en Europa, aunque se desliza hacia los Estados Unidos estos últimos 40 años. En mi país la influencia del modo de vida de la primera mitad del siglo pasado, es europea. Mis antepasados traen a Chile desde España arte culinario, tertulias, arquitectura y moda. Francia es un país soñado por toda la aristocracia chilena de la época. Los chilenos crean la leyenda de “Chile: Suiza de américa del sur“. Una literatura germánica me hace soñar con un territorio ideal que estaría situado en la zona de la Baviera del sur alemán, con ciudades medievales, donde sabios artesanos contribuyen a crear la riqueza del modo de vida de las clases burguesas europeas. Ciudades como Brujas, Salzburgo, Estrasburgo, Amsterdam, me hacen soñar con sus astrónomos, pintores, conventos y catedrales. Quizás la influencia de mis lecturas de adolescencia, donde Herman Hesse juega el primer papel. El destino hace que sintiéndome profundamente chileno, y habiendo participado activamente en la aventura liberadora del proceso popular chileno, en la época de Salvador Allende y de la Unidad Popular, me encuentro viviendo desde hace mas de 30 años en Europa.

One thought on “Pasar unos días en Ginebra.

  1. Muchísimas gracias por la información, estuve mirando en el link las fotos de Nyon y lo más probable es que me acerque si está bien comunicado en bus o tren con Ginebra. También busqué y me gustaría saber si merece la pena visitar el Museo Rath, el Gran Teatro, el Conservatorio de Música, el Museo d’Art et d’Historie, y por más que busco no encontré las tarifas de todos estos sitios, si más o menos tienes idea de cuánto será te agradecería que me lo comentases. Gracias por todo.
    Un saludo!!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s