Diálogo sobre fútbol.


Esto es como un dialogo imaginario captado en algún bar y casi ahogado por el ruido ambiente, sin embargo muy real ya que se trata de dos protagonistas de la cultura española que entregan su propia vision del futbol.

En cuanto veo un partido ya tengo uno que quiero que gane. Y si gana me hago del otro, porque la celebración del triunfo me parece tan hortera… Es uno tan idiota en cuanto empieza a hacer así.

Es que es de los pocos aspectos de la vida que concede la posibilidad de que el débil venza al poderoso. Por eso se engancha la gente. En la vida real es imposible: en la política, en la banca… El deporte concede esa pequeña ventanita de placer donde todos los débiles del mundo se alían o donde los débiles se hacen del poderoso porque les concede un domingo de poder. Luego termina el partido, cogen el metro y se vuelven al suburbio.

A mí hay dos cosas que me repugnan. Una, la dinámica de grupo. No me gusta la mentalidad del grupo. La otra es el público masivo de los estadios. Además, nunca he conocido a nadie que sea “el público”. Nadie es “el público”. Creo que hay que preservar a la persona. No me fío de la masa que ve blanco donde es negro en función de la camiseta. Por eso creo que la fidelidad a un equipo es bastante tonta. Si te gusta el fútbol, es contradictorio con el hecho de que tengas que seguir una bandera. Eso siempre me da miedo. Banderas, sotanas, todo eso que se mueve al viento me produce escalofríos porque lo que viene detrás no me gusta.

Mientras el balón sea redondo y el resultado imprevisible, el fútbol será imposible de trasladar a la pantalla. Tienes que inventártelo. Yo la haría encantado. Siempre que la película no transcurriera en el campo. Sólo si no pones a los jugadores en el césped puedes salvar la película. Y eso que el fútbol no se ve bien por televisión. Muchas veces lo importante no es ver la jugada sino dónde no está el balón. Lo importante es ver el espacio. Eduardo Chillida, que había sido portero de la Real Sociedad, me dijo que él había aplicado a su escultura nociones sobre el espacio que había aprendido en el fútbol.

El fútbol es un drama en directo, y es muy difícil llevar esa pasión al diferido o al grabado que es una película. Los deportes han sido cinematográficos o literarios cuando han sufrido la manipulación de quien los miraba. Las grandes películas de boxeo no hablan sobre los combates. Lo interesante es lo que rodea a los personajes. Si consigues hacer una obra rica en el desarrollo de los personajes, el fútbol resulta tan interesante como el curso del río Misisipi. Depende de la calidad de la mirada.

El deporte siempre ha sido importante para muchos escritores. Orhan Pamuk es seguidor del Fenerbahce. Y Coetzee en Diario de un mal año hace varias reflexiones sobre el críquet. Coetzee escribe muy bien sobre el deporte, y habla, precisamente, de la profunda antipatía que produce la celebración de un triunfo deportivo. Esa estúpida manía de celebrarlo todo como si fuera el no va más, por cualquier excusa te cierran la Cibeles o Canaletas, formando parte de esa hiperinflación mediática del fútbol, donde cada pequeña cosa que sucede es hinchada artificialmente para sacar dinero.

La épica hoy está en las pateras, no en el Bernabéu. Los medios han terminado con la épica. Cuando yo era pequeño leía las cosas que se escribían sobre cine para ser mejor espectador, para encontrar en las películas cosas que no había sabido encontrar. Como ahora vivimos en una época de dorar la píldora al consumidor, la escritura sobre las cosas tiene como objetivo crear peores espectadores. Te hacen tragar que lo que estás viendo es buenísimo, y luego… Se ha perdido el sentido crítico y la idea de hacer mejor al que mira. Por otro lado, hasta los científicos y los intelectuales tienen que acreditar hoy triunfos deportivos para ser reconocidos. Crear una vacuna que salve millones, arrasar en taquilla.

El problema es que hay inflación. Hay un partido del siglo cada semana. Y la mejor novela de los diez últimos años sale cada dos meses.

En realidad estos textos son el resultado de dialogo que yo he trastocado un poco sin que él pierda la sustancia y que corresponde a preguntas y respuestas aparecidas en el diario El Pais de España, al cineasta David Trueba y Gonzalo Suarez.

About these ads
Esta entrada fue publicada en euro2008, sociedad y etiquetada por Hugo Orell. Guarda enlace permanente.

Acerca de Hugo Orell

Soy americano del sur. Formo parte de una cultura que se asienta en Europa, aunque se desliza hacia los Estados Unidos estos últimos 40 años. En mi país la influencia del modo de vida de la primera mitad del siglo pasado, es europea. Mis antepasados traen a Chile desde España arte culinario, tertulias, arquitectura y moda. Francia es un país soñado por toda la aristocracia chilena de la época. Los chilenos crean la leyenda de “Chile: Suiza de américa del sur“. Una literatura germánica me hace soñar con un territorio ideal que estaría situado en la zona de la Baviera del sur alemán, con ciudades medievales, donde sabios artesanos contribuyen a crear la riqueza del modo de vida de las clases burguesas europeas. Ciudades como Brujas, Salzburgo, Estrasburgo, Amsterdam, me hacen soñar con sus astrónomos, pintores, conventos y catedrales. Quizás la influencia de mis lecturas de adolescencia, donde Herman Hesse juega el primer papel. El destino hace que sintiéndome profundamente chileno, y habiendo participado activamente en la aventura liberadora del proceso popular chileno, en la época de Salvador Allende y de la Unidad Popular, me encuentro viviendo desde hace mas de 30 años en Europa.

4 comentarios en “Diálogo sobre fútbol.

  1. Dado que el diálogo resulta muy alentador para la reflexión ( por lo que se opone directamente a la pasión futbolera …????) y a que has acompañado por fotografías del fútbol argentino ( Hinchada de BOCA- a la que no pertenezco- pero sí , mi abuelo) quiero compartir algunas citas de nuestro escritor célebre Jorge Luis Borges acerca del tema
    “-Neustadt: ¿Nunca juzga al fútbol?

    -Borges: Me parece una forma del tedio. Además al argentino no le gusta el fútbol. Le gusta ver ganar tal o cual cuadro. Fútbol así, no. Yo nunca he oído decir a la gente: “¡Caramba, yo soy de San Lorenzo de Almagro, pero qué bien ha ganado Boca! ¡Qué contento estoy!” Entonces el fútbol no les interesa.”
    neustadtentrevistasblogspot/1976

    Aclaración: El “periodista B. Neudstadt , discutido y repudiado por sus alianzas -de todo tipo- con los militares falleció hace una semana. Adjunto así este pequeño diálogo no por admiración sino porque fue una de las pocas veces que Borges asistió a un programa televisivo denominado en ese año y durante muchos más “Tiempo Nuevo”.
    —————————————————————————-

    “El fútbol es feo estéticamente. Once jugadores contra otros once corriendo detrás de una pelota no son especialmente hermosos”. J.L.Borges
    —————————————————————————
    Qué extraño este mundo…

    Viviana.

  2. Hugo: Por pura pasión me olvidé de preguntarte: ¿ Por qué el diálogo “trastocado” de dos intelectuales españoles cuando las fotografías corresponden a un equipo e hinchada fervorosa de un país latinoamericano ? Argentina.-Boca. ¿ Podrían ser de Chile, Ecuador, Perú, Venezuela?¿¿Por qué no fotos de la hinchada de España para acompañar al sutil y enriquecedor diálogo cinéfilo mediterráneo?
    ……….

  3. Gracias Viviana por tus palabras, por tu reflexión.
    Como tu dices bien, he trastocado todo. También faltan las preguntas en el dialogo de los españoles y por esto remito al lector a la fuente del diario El País.
    Porque (para responder a tu pregunta) me parece que son partes del mismo problema.
    Las imágenes que he puesto no son contextuales sino ilustrativas de un fenómeno que va mas alla de un club o de un país según veo.
    Como dices podía haber sido Brasil o Chile. Si hubiera puesto imágenes de fútbol español el sentido de la reflexión se habría a lo mejor reducido en su amplitud. Es lo que yo llamo una lectura cruzada.
    Un abrazo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s